La Conducta de “Ayuda”. (1)

+Historia del estudio de la conducta de Ayuda desde la Psicología Social:

En 1908 William MacDougall escribió un manual  introductorio de Psicología Social donde examinaba el impacto de las variables sociales en el comportamiento. Una de esa variables era “La Conducta Prosocial”. El afirmaba que dicho comportamiento se producía como consecuencia del instinto parental. Sin embargo, debido a la corriente dominante en aquella época que era “el conductismo“, la idea de una causa interna no observable, en este caso, no tuvo mucho eco, y no fue hasta los años 70 del siglo pasado cuando se comienza a escribir monografías sobre el tema, y hasta mediados de los 80, cuando el altruismo y la conducta de ayuda empezaron a aparecer como áreas de interés. 

People team

Murder of Kitty Genovese

Murder of Kitty Genovese (Photo credit: Wikipedia)

El hecho que hizo que la “Conducta de Ayuda” resultase atractiva, fue, “la muerte ,en 1964, de Kitty Genovese, que fue en momento en el cual se disparó el interés por el estudio de esta conducta. Este hecho llamo la atención de 2 psicólogos sociales, B. Latané y J.M. Darley, quienes comenzaron a investigar “el efecto del espectador“. Su principal objetivo era determinar cuando las personas ayudaban y cuando no lo hacían. Entre los años 70 y 80, el interés se centro en averiguar, “¿porque se ayuda?“.

+Conceptos: “Conducta Prosocial”, “Conducta de Ayuda”, “Altruismo” y “Cooperaccion”.

Conducta Prosocial: Es un termino general que se refiere a todos los compartamientos que benefician a los demás, gracias a los cuales la sociedad funciona mejor, por ejemplo: cumplir las normas o reciclar la basura.

La Conducta de Ayuda: Es cualquier acción que beneficia o mejora el bienestar de una o varia personas.

El Altruismo: es una acción que proporciona beneficios a otro sin la expectativa de recibir nada a cambio y cuyo fin ultimo es aumentar el bienestar de quien o quienes reciben ayuda. La motivación de la persona que realiza la ayuda se caracteriza por el énfasis en las necesidades del otro.

+3 Niveles de Análisis en el estudio de la conducta de Ayuda, La conduca Prosocial y el Altruismo.  

Los Orígenes de las tendencias prosociales en las personas

Las Teorías de la evolución:

Desde esta perspectiva para explicar porque las personas ayudan a los demás, son: “la seleccion de parentesco”,” el altruismo reciproco” y “la seleccion del grupo“. Las tendencias prosociales existen en los humano,s porque estamos geneticamente predispuestos a actuar prosocialmente, y por el éxito  que ha acompañado a las personas y grupos que han realizado este tipo de comportamientos.

La perspectiva de seleccion por parentesco” se basa en que lo realmente importante para la supervivencia de una especie es el éxito en la transmisión genética a los miembros de la generación siguiente. Por ejemplo, los padres que prefieren el bienestar de sus hijos antes que el propio tinen mayor probabilidad de que sus genes se conserven ya que sus hijos se encargarían de continuar la transmisión de esos génes. Estos se denomina “eficacia biológica inclusiva“. También existe la llamada “norma de responsabilidad social“, que significa que hay que ayudar a los que depende de nuestra ayuda. Es bastante probable que en tiempo de nuestros ancestros, haya sido adaptativo para la supervivencia y la propagación de los propios génes ayudar a un pariente directo como también a un miembro no emparentado del grupo, si esto suponía que el grupo sobreviviera y prosperara. Este es probablemente el origen de muchos principios o normas que regulan la conducta prosocial.                                                                                                                      En un estudio realizado por Burnstein, Crandall y Kitayama en 1994 con participante de dos culturas diferentes (japoneses y norteamericanos), los resultado, semejantes para ambas culturas, mostraron que en situaciones de vida o muerte ( cuando la eficacia biolígica inclusiva se ve reducida si muere el pariente) predominan los criterios de parentesco, mientras que en situaciones cotidianas de bajo riesgo la gente se rige por criterios de tipo moral y por normas sobre lo que es socialmente valorado.

Otro mecanismo propuesto desde la perspectiva evolucionista para explicar como ha podido evolucionar el comportamiento de ayuda es el “Altruismo Reciproco”, acuñado por R. Trivers en 1971, y en el cual se refiere a que un individuo puede tomar la decisión de ayudar a otro o no hacerlo bajo la previsión de que el otro le devuelva a el o a sus parientes la ayuda en un futuro. Este mecanismo esta intimamente relacionado con “la norma de reciprocidad”. Esta norma aplicada a este contexto prescribe que deberíamos ayudar a quienes nos ayudan. Esta norma, ademas de ser universal, también se produce en otras especie, como por ejemplo, los primates.

Un tercer mecanismo para explicar la evolución del comportamiento de ayuda es la “Selección de Grupo”. Cuando dos grupos compiten entre si, aquel que tenga mas personas dispuestas a sacrificarse por su grupo, o a cooperar entre sí, será capaz de quedar por encima de un grupo en el que predominen las personas egoístas.

La propuesta de considerar que las tendencias prosociales pasan de generación a generación vía génes tiene dos implicaciones. Primera, debería haber procesos fisiológicos o neurológicos que favorecieran que la conducta altruista tenga lugar. Y segunda, al menos algunos de los mecanismo que facilitan la conducta prosocial son heredados.

Bases Biológicas y genéticas de la conducta prosocial:

Desde esta perspectiva se asume que en la mayoría de las ocasiones no parece que las personas realicen la conducta prosocial reflexivamente, aunque sí existe un estado afectivo o emocional. Los acercamientos a la conducta prosocial desde esta perspectiva se han centrado sobre todo en un estado afectivo en particular, “La Empatía“.

La Empatía” como estado afectivo es la capacidad de experimentar las mismas emociones que otra persona a la que se esta observando. La empatía aparece en los humanos desde la mas temprana infancia, lo cual llevaría a pensar que es algo innato.           S.D. Preston y F.B.M de Wall elaboraron en 2002 “el modelo de percepción-acción” para tratar de explicar la empatía desde el punto de vista de la Neuroanatomía. Según este modelo: Si una persona presta atención al estado emocional de otra, se activa en su cerebro una representación de dicho estado emocional que genera una respuesta asociada a el.                                                                                            El beneficio biológico de ayudar a familiares y amigos sería el resultado de una organización enormemente adaptativa de su sistema nervioso que les predisponga a experimentar empatía y a realizar conductas prosociales. Se ha localizado en la corteza cerebral un grupo de neuronas con la capacidad de descargar impulsos, cuando una persona observa a otra realizar un movimiento, como cuando es el propio individuo quien lo hace. A estas Neuronas se las ha denominado “neuronas espejo” y forman parte de un sistema de “percepción/accion”.

Existen también algunas variables que influyen en el desarrollo de la conducta de ayuda (pag 291. Cuadro 8.2):

En el desarrollo de la conducta prosocial intervienen en general 3 procesos: La maduración socio-cognitiva, la socialización y el aprendizaje a través de la interacción con los iguales.

La socialización y el aprendizaje enseñan al niño los beneficios del comportamiento prosocial y, una vez que lo ha aprendido, actuará prosocialmente sin necesidad de recompensas externas o indicaciones expresas de los adultos. El actuar de forma prosocial repetidas veces puede hacer que los niños lleguen a atribuirlo a que son altruistas.

En resumen, aunque nacemos con una predisposición a sentir empatía hacia los demás, esa tendencia no se traduce en conducta altruista de forma automatica, sino que son necesarios procesos madurativos y experiencia.

La Conducta de Ayuda Interpesonal:

¿Por qué ayudamos a los demás?: 

Principalmente se ha destacado 3 mecanismos explicativos:  “El aprendizaje”, “los valores morales sociales y personales” y “la activación o la emoción”:  

  • Aprendizaje: Las personas aprenden a ayudar por los “principios de esfuerzo y el modelado“. Según el principio de refuerzo, aprenderemos a ayudar si somos recompensados por ello. Simplemente diciendo “gracias”, aumentamos la probabilidad de que la persona que ha realizado el comportamiento de ayuda vuelva a ayudar. También, a través de este proceso se aprenden conductas agresivas.
  • En lo referente a “los Valores Morales Sociales y Personales”, normas tales como la responsbilidad social y la reciprocidad u otras de caracter mas personal, como por ejemplo, ayudar como un medio para mantener una imagen positiva de uno mismo,etc, pueden ser motivos suficientes para ayudar. Esta perspectiva postula que hay unas normas que tenemos interiorizadas y que nos dictan cuando deberíamos ayudar a una persona. Desde este enfoque, los factores sociales son mas importantes que los biológicos para explicar el comportamiento prosocial. S.H. Schwatz (1977) sugiere que las personas construyen las normas para situaciones especificas, que podrían ser diferentes en el mismo individuo en distintas situaciones. Schhwartz y Howard (1981) proponen su “Modelo Procesal de Altruismo“, con 5 pasos:
  1. Atención: La persona se da cuenta de que alguien necesita ayuda, se selecciona una accion altruista y el individuo se autoatribuye la competencia necesaria para llevarla a cabo.
  2. Motivación: El individuo se construye una norma personal y se genera el deber moral de ayudar.
  3. Evaluación: la persona compara los costes y los beneficios de ayudar.
  4. Defensa: La persona puede hacer una evaluación anticipada de que sucedería si no toma la decisión de ayudar, lo cual obviamente reduce la probabilidad de hacerlo.
  5. Conducta: Es el resultado de la decisión final, en la cual puede influir un “efecto boomerang”, por el cual las personas con gran probabilidad de comportamiento altruista no ayudaran si piensan que intentan aprovecharse de ellos.                                           Ademas de estas normas morales sociales y personales, la gente también se guía por “normas de Justicia Social”. Una de la principales es la “Equidad“: Dos personas que hacen una misma contribución deberían tener la misma recompensa. Para algunos autores la Norma de responsabilidad Social ( debemos ayudar a quienes dependen de nuestra ayuda), no es universal. Bontempo, Lobel y Triandis (1990)en un estudio, encontraron que no había diferencia en cuanto a la intención de ayudar entre una muestra de estudiantes nortemericanos ( cultura individualista) y otra de estudiantes brasileños (cultura colectivista).
  • El tercero de los mecanismos para explicar porque ayudamos, es decir, “La Activacion y la Emocion”. Cuando las emociones se activan, las personas pueden ayudar a los demás, pero pueden hacerlo por dos motivos distintos: por “motivación Egoista” y por “motivación Altruista“.                                                                                                                                                                                                          El principal defensor del primer argumento (Egoista) es Robert Cialdini y del segundo (Altruista)es Daniel Batson. El equipo de Cialdini propuso el “Modelo del Alivio del Estado Negativo” en 1982. Según este modelo, las personas ayudan para obtener un premio, evitar un castigo, o librarse de un estado emocional negativo. Cuando se experimenta sentimientos de culpa o tristeza el individuo se siente motivado a reducir su propio estado emocional negativo. Una forma es ayudando si cree que eso le hará sentirse mejor, pero si encuentra otra posibilidad para reducir ese malestar , no lo hará. Sin embargo, parece consistentemente probado que la preocupación empática produce un comportamiento de ayuda motivado altruistamente.  La Empatia es la capacidad que consiste en inferir los pensamientos y sentimientos de otros. También se ha definido como una habilidad social que permite a la persona anticiparse a lo que otras personas piensan y sienten, para poder comprende y experimentar si punto de vista. Existen 2 tipos de Empatía: “Cognitiva” y “Emocional“.                                                                              La Cognitiva: se refiere a tomar la perspectiva de la otra persona, es decir, ponerse en su lugar.                                                             La Emocional: tiene 2 variantes y consiste en experimentar las mismas respuestas emocionales que experimente la otra persona ( Empatia Paralela“) o reaccionar emocionalmente ante las experiencias que esa otra persona esta viviendo (“La empatía Reactiva”). La “Cognitiva” se conoce como Empatia, tal y como la conocemos, y la Emocional”, se conoce como, “Simpatía“. Una de las ventajas de la Empatía es que se puede entrenar a las personas para que la sientan a través de ejercicios de “role-playing“. Lo que se hace es utilizar unas instrucciones para que el sujeto empatice con algunas personas. ejemplo: Tratar de ponerse en el lugar de la otra persona, sentir lo que siente ella, etc.

En resumen, en las explicaciones de porqué la gente ayuda a otros se combinan factores de tipo emocional y cognitivo. El aprendizaje de las normas sociales nos hace esperar determinadas recompensas o castigos sociales por actuar de manera prosocial o dejar de hacerlo. Por otra parte, las normas personales nos hacen experimentar una activación emocional desagradable cuando actuamos de acuerdo con nuestros criterios de responsabilidad y obligación de ayudar a otros. En cuanto a los factores emocionales, su efecto motivador de la ayuda depende de como se interprete la activación fisiológica que se siente en un determinado momento. Si se trata de emociones negativas ( ira, desprecio,etc) la motivación es de no ayudar. Si son negativas como la tristeza, culpabilidad, inquietud, la motivación es egoista y la conducta de ayuda tiene el fin de reducir el malestar emocional. Si la persona interpreta su activación como procupación empática, la motivaciones altruista y la conducta de ayuda tiene la finalidad de reducir el malestar de quien la recibe.

*Introducción a la Psicología Social. Edt. sanz y Torres. Uned. Tema 8. Pags 285-296.

http://news.psykia.com/sites/default/files/uned/Resumen%20PSICOLOGIA%20SOCIAL%20Temas%208-14.pdf

http://www.psicologia-online.com/pir/altruismo-y-conductas-de-ayuda.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Coaching Retroba't

Coaching personal i per adolescents.

Psicología útil en red...

"Como ves el futuro, determina como vives el presente"

Café La Flauta Mágica

Una actividad diferente para cada día

TODOPODEROSO

Sólo soy un humilde puto amo

Leadership Freak

Empowering Leaders 300 Words at a Time

Psicovalencia

Un blog creado para compartir recursos, herramientas, ideas, opiniones....

Inteligencia emocional y otras habilidades

Un blog para la gente que ha despertado y que desea conocerse a sí misma, así como mejorar cada día en la gestión emocional y afectiva.

Psicoanálisis y Cultura Moderna

Psicoanálisis, Poesía, Cultura, Noticias Grupo Cero

Un lugar en el viento

Un paraje donde pensar y sentir.

The Hardest Science

A psychology blog. Thoughts about the mind, science, society, and whatever else.

espacioparaelsilencio

Un espacio para libre pensadores, un silencio para libre sentidores.

Cuaderno de Cultura Científica

Nueva dirección: culturacientifica.com

La Salamanquesa

Visitanos en www.esasalamanquesa.net

Psicoteca Blog

Blog de psicología científica en castellano - Tercera Etapa

Agenda Grupo Cero

Conferencias, Recitales, Conciertos, Presentaciones

A %d blogueros les gusta esto: