El poder de distracción del estado de tristeza (artículo web)

Fabrice Parmentier y Antònia Pacheco del grupo de investigación en...

Fabrice Parmentier y Antònia Pacheco del grupo de investigación en Neuropsicología y Cognición de la UIB. UIB

Puede un estado emocional como la tristeza influir en los mecanismos de atención? El trabajo de Antònia Pacheco y Fabrice Parmentier, investigadores del grupo de Neuropsicología y Cognición de la UIB, sugiere que si. Su investigación, publicada recientemente en la revista científica ‘Emotion’ de la American Psychological Association, muestra que el efecto de distracción es significativamente mayor, concretamente el doble, cuando se experimenta un estado de tristeza.

«Me dedico a estudiar los mecanismos de la distracción auditiva, es decir cómo cambios inesperados en el entorno auditivo pueden distraer y afectar a las tareas que realizamos en ese momento», explica Fabrice Parmentier. «El proyecto anterior, que finalizó el pasado mes de diciembre, indagaba sobre los mecanismos mentales responsables de la distracción, y como durante su desarrollo comenzó a trabajar conmigo Antonia Pacheco, que había realizado su doctorado sobre temas de emociones y ansiedad, decidimosexplorar las interacciones que podrían existir entre las emociones y la distracción auditiva».

«Aunque durante mucho tiempo la cognición y las emociones se han estudiado por separado sabemos que hay puentes entre ambas y que se influyen», añade. «Lo que queríamos investigar era si el estado emocional de una persona podría influir en los mecanismos de atención. Y una de las peculiaridades de este estudio era llevarlo a cabo con tareas que emplearán estímulos neutrales, es decir, que no son negativos y carecen de connotación emocional».

En el marco de esta investigación, se inducía la tristeza de manera controlada en un grupo de individuos mediante un procedimiento que combinaba música y recuerdos autobiográficos. Posteriormente, los participantes tenían que llevar a cabo una tarea de atención que permitía medir el efecto de distracción provocada por estímulos auditivos inesperados mientras intentaban concentrarse en una tarea visual.

«Los sujetos que participaron en la prueba tenían que categorizar números que salen en una pantalla de ordenador, y de vez en cuando se emitía un ruido blanco -un estímulo neutral que no activa ningún sentimiento particular-», informa Parmentier, «pero,previamente, en el laboratorio los habíamos inducido a la emoción. Manipulamos una muy especifica, la tristeza, porque es común y se manifiesta con fuerza en muchos trastornos como el bipolar o la depresión».

Para llevarles a esta cognición experimental los participantes tenían que pensar durante 24 minutos en el evento más triste de su vida, mientras de fondo sonaba una música que los investigadores ya habían seleccionado a partir de otros estudios anteriores y que sabían que creaba esta emoción. Posteriormente tenían que escribir sobre el tema, contando sus emociones.

«Antes y después de este procedimiento realizamos todo una serie de cuestionarios para verificar que lo que estamos manipulando es la tristeza y no otras emociones», apunta Parmentier. «y una vez concluida la inducción, ya comenzamos con la tarea informatizada de categorización de números con sonidos que tienen que ignorar».

Paralelamente se llevó a cabo otro experimento con un grupo control que fue sometido a las mismas pruebas, con la diferencia que lo quese les pedía era que recordaran la última vez que hicieron la compra en el supermercado mientras escuchaban una música neutral.

Cuando los investigadores miraron los datos en la tarea informatizada que permite determinar una medida del grado de distracción por el cambio auditivo, -que en este caso se traduce en los tiempos de reacción-, observaron que los sujetos en estado emocional de tristeza se distraían más, concretamente el doble.

En el futuro quieren entender por qué sucede. «Hay varias hipótesis generales sobre este tema», comenta Parmentier, «unas dicen que buscar distracción es una manera de superar el estado de tristeza; otras proponen que las emociones consumen recursos mentales y que esto podría tener efectos en tareas muy básicas».

En este sentido los investigadores están realizando un estudio en el que, usando los mismos procedimientos, inducen felicidad. «Lo que hemos visto hasta el momento es que este estado también genera distracción, pero con una diferencia, el efecto de postdistracción es mucho menor, tanto en comparación a la tristeza como al grupo control».

«Aunque todavía es prematuro, lo que parece indicar es que en el caso de la felicidad somos más capaces de superar el coste de la distracción y volvernos a centrar en la tarea, mientras que con la tristeza el efecto es mucho más duradero», concluye.

http://www.elmundo.es/baleares/2014/03/25/5331c51ee2704eb20e8b458f.html

“Yo mono”: Pablo Herreros at TEDxGalicia (video)

La mayoría de las grandes historias de nuestra especie comenzaron alrededor de un fuego. Por esta razón, al inicio de la conferencia titulada «Yo, mono» (el mismo título que el libro que acabo de publicar) y que di en TEDxGalicia, encendí un candil de piedra de una manera similar a como lo hubiera hecho un homínido del paleolítico. El mensaje que lancé a la audiencia se resume perfectamente en un proverbio africano que dice así: «las huellas de los que caminan juntos nunca se borran». Espero que lo disfrutéis y sigamos caminando juntos como especie varios cientos de miles de años más. Pablo Herreros durante la charla en TEDxGalicia – See more at: http://www.somosprimates.com/2014/03/charla-yo-mono-en-tedxgalicia/#sthash.cMqugy1s.dpuf

Desde hace años, Pablo investiga sobre el comportamiento de los primates aplicándolo a ámbitos humanos como la empresa, la política o la educación. Rompiendo los prejuicios hacia el comportamiento animal, a través de una serie de experimentos con niños y con primates, Pablo nos muestra como entre los instintos primarios existen valores positivos como la colaboración, la cooperación y el sentimiento de justicia.

Pablo Herreros Ubalde nació en Torrelevaga (Cantabria) y es licenciado en sociología y antropología. Es co-autor del programa de Inteligencia Emocional de la Fundación Eduard Punset.

Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter (artículo web)

Hace unas semanas la web “Best Psychology Degrees” hacía pública la lista con los 30 psicólogos más influyentes en Twitter.

En Siquia hemos querido hacer un resumen de los 10 primeros, para que podáis seguirlos y conocer a grandes profesionales, además de grandes comunicadores.

Pero además, hemos querido ampliado la lista incluyendo a algunos de los referentes en psicología de habla hispana que más visibilidad tienen en esta red social. Comenzamos por los cinco psicólogos más influyentes en Twitter en español.

5. Walter Riso

Walter Riso Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la imagen

@Walter_Riso – 32.216 seguidores

Walter Riso es un eminente psicólogo de origen italiano, pero que ha recorrido diversos países estudiando y aprendiendo todo lo que ahora plasma en sus libros cuyas ventas son impresionantes. Después de cursar sus estudios primarios en Argentina, se trasladó a Colombia donde culminó su carrera. Es Doctor en Psicología , Master en Bioética y Especialista en Terapia Cognitiva.

Le puedes conocer por sus famosos quotes, que causan furor en redes sociales. Sus libros han tratado sobre temáticas diversas todas relacionadas con la autoestima y la capacidad de sentirse bien que tiene uno mismo, pero es sobretodo conocido por sus obras sobre el amor (“Manual para no morir de amor” o “Los límites del amor“) y sobre la dependencia emocional (“Desapegarse sin anestesia“).

4. Dolors Reig

10. Dolors Reig Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la imagen

@dreig – 55,300 seguidores

Dolors Reig es una de las pocas psicólogas españolas que aparecen en la lista del artículo original y que se convierte en el número 4 de nuestro particular ránking.

Dolors es psicóloga social y desde 2007 dirige y escribe su propio blog “El Caparazón” que fue finalista en lospremios BOB en la categoría de Español en 2008 y en 2010, reconociendo la importancia de este blog en su campo de conocimiento.

Actualmente además de estar finalizando su doctorado en la UOC (Universitat Oberta de Catalunya) Dolors ofrece charlas y cursos, así como consultorías y coaching en empresas, universidades e instituciones diversas. Ha aparecido en radio y televisión en diversas ocasiones.

3. Patricia Ramírez

patricia ramírez Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la imagen

@Patri_Psicologa – 57.901 seguidores

Esta psicóloga, ex-gimnasta de competición, se especializó hace ya más de 20 años en psicología del deporte. Juntamente con ella, todo su equipo asesoran, entrenan y ayudan a deportistas nacionales e internacionales para que puedan conseguir sus metas y alcanzar todo lo que se propongan. Colabora de forma estable con diversos programas de televisión y radio y ha escrito y publicado diversos libros sobre la psicología deportiva y la importancia del deporte en la vida de las personas. En Siquia hablamos con ella en esta entrevista. En su cuenta de Twitter podrás encontrar artículos suyos, así como recomendaciones interesantes sobre psicología, deporte y otras cosas.

2. Elsa Punset

Elsa Punset Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la imagen

@elsapunset – 59.766 seguidores

Hija de Eduard Punset, científico y divulgador de primera línea, Elsa, a pesar de que no es licenciada en psicología, se ha ganado a pulso un puesto en esta clasificación. Desde su formación en filosofía y a través del estudio de la personalidad y la psique, se ha situado como una de las personalidades de referencia en el ámbito de la inteligencia emocional, la autoestima y las emociones.

Colabora de forma habitual en publicaciones digitales y en medios de comunicación. En su cuenta de twitter podréis encontrar todo lo referente a su trabajo fuera y dentro de internet.

1. Ana Simó

Ana Simó Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la imagen

@AnaSimo – 331.777 seguidores

Ana Simó es psicóloga clínica, especializada en Terapia Sexual y de Pareja, así como en Terapia Familiar. Tiene un doctorado en Trastornos Alimenticios y Obesidad. Esta dominicana, directora del “Centro Vida y Familia Ana Simó”, es todo un fenómeno en las redes sociales, como así lo acreditan sus más de 330.000 seguidores en Twitter. A través de las redes, Ana aprovecha para concienciar sobre la importante labor de la prevención en el área de la salud mental, así como para informar de sus mútliples apariciones televisivas, conferencias y talleres.

El “top ten” de los psicólogos a nivel internacional

10. Dolors Reig

Como hemos dicho anteriormente, esta psicóloga social comparte lista en la internacional y la que hemos confeccionado en Siquia. Un orgullo poder contar con tan importantes expertos en el “top-ten”.

9. Leah Klungness

9. Leah Klungess Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la imagen

@Dr_Leah – 55,900 seguidores

Las áreas de interés de Leah Klungness son las familias, las relaciones de pareja y las relaciones entre padres e hijos. Es co-autora del libro “The complete single mother” y co-fundadora de la página web singlemommyhood.com, ambas publicaciones versan sobre el impacto de ser madre soltera y cómo superar las dificultades que ello comporta.

Ha aparecido en muchas publicaciones escritas, así como en televisión y radio. Así mismo tiene su consulta privada en Long Island (New York) y se ha especializado en la atención a familias que han pasado o están pasando por un divorcio.

En su twitter podréis encontrar mucha información acerca de su campo de interés, así como links a artículos de periódicos y blogs que complementan o amplían la información. Eso sí, prácticamente todo en inglés.

8. Dan Ariely

8. Dan Ariely Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la imagen

@danariely – 60,900 seguidores

Cuando era un adolescente, Dan Ariely, tuvo un terrible accidente del que salió con vida pero con grandes quemaduras en todo su cuerpo. Fue esta experiencia la que lo inspiró para dedicarse a la investigación de mejores tratamientos para los pacientes. Se graduó en psicología en la Universidad de Tel Aviv y obtuvo su doctorado en Psicología Cognitiva en la Universidad de North Carolina.

Actualmente es profesor de psicología y ha obtenido un gran reconocimiento público después de publicar diversos libros y participar en numerosas charlas TED que han recibido más de ocho millones de visitas web.

7. Keely Kolmes

7. Keely Kolmes Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la Imagen

@drkkolmes – 87,900 seguidores

Keely Kolmes es una gran usuaria de Twitter, cosa no demasiado sorprendente si tenemos en cuenta que es la principal investigadora de las implicaciones éticas y clínicas que rodean internet y la psicoterapia.

Kolmes, que es doctora en psicología clínica, dirige un centro clínico en San Francisco donde trata a pacientes en el área de ansiedad, problemas sexuales, problemas de pareja y más.

Ha publicado un gran número de artículos y ha aparecido en diversos medios de comunicación.

6. Laura Compian Kauffman

6. Laura Compian Kauffman Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la imagen

@ChildPsych – 107,000 seguidores

Licenciada en psicolocía por la Universidad de California, Berkeley, obtuvo su doctorado en psicología en Stanford. Es experta en psicología infantil, así como en temas educativos y parentales.

En Twitter comparte numerosos artículos, la mayoría relacionados con la psicología infantil y relacionándolos siempre con estudios científicos.

Tiene un centro privado de psicología en San Francisco donde atiende a niños y adolescentes, así como a familiares y padres en general.

5. Steven Pinker

5. Steven Pinker Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la imagen

@sapinker – 113,000 seguidores

Steven Pinker es un gran psicólogo, conocido por su trabajo en psicología evolutiva y la teoría computacional de la mente. Actualmente es profesor en el departamento de psicología de Harvard, y anteriormente había trabajado en el MIT.

Es el autor de diversos libros que se han convertido en “best-sellers” internacionales, algunos de los cuales han ganado incluso importantes premios. Cuenta con un gran número de artículos publicados en revistas especializadas, y ha sido dos veces finalista de los Premios Pulitzer. En 2004 fue una de las personalidades incluidas en la lista de los pensadores más influyentes del “Timemagazine”.

4. Jeffrey Guterman

4. Jeffrey Guterman Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la imagen

@JeffreyGuterman – 127,000 seguidores

Jeffrey Guterman ha trabajado en el campo de la clínica durante más de tres décadas. Actualmente es profesor asociado en la Universidad de Miami-Dade. Está especializado en salud mental y terapia familiar y ha escrito más de 125 publicaciones.

Además de sus publicaciones, Guterman realiza conferencias y talleres para estudiantes, profesionales y público en general.

3. Richard Wiseman

3. Richard Wiseman Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la imagen

@RichardWiseman – 129,000 seguidores

Richard Wiseman empezó su carrera como mago, pero luego decidió sacarse la licenciatura de psicología en la University College London, para más tarde obtener su doctorado en la Universidad de Edinburgh. Es el psicólogo británico con más seguidores en Twitter y ha sido descrito como “el más interesante e innovador psicólogo experimental del mundo”.

Actualmente es profesor de psicología en la Universidad de Hertfordshire, y ha escrito docenas de libros hablando sobre la psicología de lo paranormal, la autoayuda y la relación de la psicología con la suerte.

2. Andrew Mendonsa

2. Andrew Mendonsa Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la imagen

@DrMendonsa916 – 366,000 seguidores

Andrew Mendonsa es doctor en psicología clínica por la Escuela de Psicología Profesional de California. Ganador de diversos premios, trabaja como terapeuta en Sacramento y Beverly Hills, donde atiende una gran variedad de problemas psicológicos, como depresiones, ansiedad o trastornos del estado de ánimo.

Es asesor del sistema de prisiones de California y ha aparecido con frecuencia en televisión y radio hablando sobre psicología.

1. Phil McGraw

1. Phil McGraw Los 15 psicólogos más influyentes en Twitter

Fuente de la imagen

@DrPhil – 1,270,000 seguidores

Phil McGraw empezó a ser reconocido después de sus apariciones, en 1990 en, el “Show de Oprah Winfrey”, un programa de televisión norteamericano de gran éxito. A partir de ese empujón televisivo McGraw empezó su carrera como estrella mediática de la psicología en su propio show de televisión “Dr. Philin”, llegando a considerarselo como el mejor profesional de la salud mental a nivel mundial.

Se ha especializado en psicología social, tratamiento en drogodependencias, bullying, abusos a menores, depresiones y violencia doméstica. En su cuenta de twitter comparte sobretodo contenido de su programa televisivo, así como curiosidades y anécdotas.

http://www.siquia.com/2014/03/psicologos-mas-influyentes-en-twitter/

Nomofobia: Una adicción del siglo XXI (artículo web)

La ansiedad por no estar conectados al teléfono móvil se define como un nuevo trastorno que requiere de ayuda profesional

 

Un uso excesivo del móvil puede desembocar en una adicción

Un uso excesivo del móvil puede desembocar en una adicción.Pilar Cortés

EP/ MADRID El móvil se ha convertido en un objeto imprescindible en nuestro día a día. Gracias a él estamos conectados a nuestros seres queridos y también es una fuente de información y entretenimiento inagotable: redes sociales, mensajería instantánea, emails, juegos… las posibilidades son ilimitadas.

En España hay 56 millones de teléfonos móviles, lo que le convierte en el país con más teléfonos móviles por habitante.

Según datos del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA) consultamos el móvil una media de 34 veces al día. Un uso excesivo del móvil puede desembocar en una adicción que los especialistas denominan nomofobia.

La nomofobia se define como el miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil. El término es una abreviatura de la expresión inglesa “no-mobile-phone phobia”. ¿Te ocurre a ti?

Ansiedad sin el móvil

Estudios realizados por el CEETA revelaron que casi el 53 por ciento de los usuarios de teléfonos móviles tienden a sentir ansiedad cuando “pierden su teléfono móvil, se les agota la batería, el saldo, o no tienen cobertura en la red”, explica la directora de CEETA en España, Marina Dolgopol.

El elevado número de móviles en España hacen que “nuestro país sea especialmente sensible a este tipo de nuevas enfermedades”, advierten desde el CEETA, siendo las mujeres y los adolescentes los más propensos a padecer nomofobia.

El comportamiento de los adultos es fundamental para que los niños no abusen del teléfono móvil. Si las personas mayores no pueden dejar el móvil ni siquiera en una reunión familiar o en una cena, los niños imitarán su forma de actuar.

Síntomas de la nomofobia

La nomofobia crea inestabilidad, agresividad y dificultades de concentración (síntomas típicos de los trastornos de ansiedad). Suele estar acompañada de síntomas tales como malestar general, hipervigilancia, inquietud o temor a estar desconectado y aislado.

Otros síntomas que podemos sentir son que el teléfono o que las conversaciones mantenidas nos generan tranquilidad y que comprobamos de forma constante la recepción de mensajes, mails y visitamos compulsivamente las aplicaciones de redes sociales. Si sientes una preocupación desmedida por lo que te pudiera suceder si no estás conectado, estate alerta porque es otro síntoma de la nomofobia.

“Las personas que padecen de nomofobia expresan que su teléfono es su vida, que lo es todo, y les brinda la sensación sobre todo de sentirse acompañados”, asegura Marina Dolgopol.

¿Cómo evitarlo?

Según Dolgopol, “la clave es aprender a controlarse, desprenderse del móvil de forma gradual, afrontar de forma aislada las sensaciones y pensamientos negativos derivados de este padecimiento como pueden ser las crisis de pánico”.

Para prevenir este problema, se recomienda a los padres evitar que los hijos tengan conexión a la red desde su habitación y establecer unos horarios para un uso correcto de las tecnologías.

“Hay que separar momentos. La noche es para dormir y, por lo tanto, el móvil debe de estar apagado; del mismo modo, que la cena es para comer y no para estar con el móvil”, explica la Directora de CEETA.

Desde el centro se recomienda acudir a un psicólogo para atajar el problema lo antes posible si ya se ha detectado tener algunos de estos síntomas. Todo sea para que nosotros dominemos el móvil y no el móvil a nosotros.

http://www.levante-emv.com/vida-y-estilo/salud/2014/03/24/nomofobia-adiccion-siglo-xxi/1093112.html?utm_medium=rss

APRENDE PSICOLOGIA DE FORMA DIVERTIDA. (blog / web )

Blog dedicado a estudiantes de psicología con el objetivo de ayudar a repasar conceptos adquiridos de forma lúdica y entretenida… ¡Cada día encontrarás más actividades nuevas!.

Photobucket

http://psicologiayjuegos.blogspot.com.es/2012/07/actividades-de-psicobiologia.html?spref=fb

10 errores comunes que cometemos los padres de hoy en día (artículo web)

Cuando iba a ser mamá por primera vez, me dieron un montón de consejos. Pero, hasta hace unos pocos años, no hubo nadie que me comentara que querer a un niño significa querer lo mejor para él a largo plazo.

Cuando mis cuatro hijas eran pequeñas, el largo plazo no entraba en mis planes. Lo único que importaba era sobrevivir, cubrir las necesidades diarias y evitar que nos llegara el agua al cuello.

Sin embargo, ahora que mis hijas están madurando, parece que la niebla va despejándose. Ya no soy una advenediza, sino una adoctrinada más del club. Lo bueno que tiene esta fase es que mis hijas ahora quieren pasar más tiempo conmigo. Tenemos conversaciones reales que revelan una personalidad poderosa. Lo de que duerman toda la noche del tirón también ayuda. Puedo pensar las cosas con coherencia y tomar mejores decisiones sobre su educación.

Ahora, tengo más en cuenta la idea de a largo plazo. Pienso en el tipo de personas adultas en las que espero que mis hijas se conviertan, y para eso, siempre me pregunto: “¿Qué puedo hacer hoy para fomentarlo?”. Ser consciente de su futuro ha cambiado mi paradigma como madre, porque lo que hacía felices a mis hijas cuando tenían 10 o 15 años no es exactamente lo mismo que las hará felices con 25, 30 o 40 años.

Hace tiempo, me topé con algunos artículos y libros interesantes que examinaban lo que los psicólogos observan en la actualidad: cada vez más veinteañeros están deprimidos y no saben por qué. Estos jóvenes adultos afirman que su infancia fue espectacular. Sus padres son sus mejores amigos. Nunca han experimentado una tragedia en sus vidas ni nada que se salga de cualquier decepción habitual. Pero, por alguna razón, son infelices.

Una de las razones que se dan es que los padres de hoy en día se precipitan enseguida. No queremos que nuestros hijos se caigan, por lo que, en vez de dejarles que experimenten la adversidad, les allanamos el camino. Apartamos cualquier obstáculo con tal de hacerles la vida más fácil. En cambio, la adversidad forma parte de la vida, y nuestros hijos tendrán que enfrentarse a ella si queremos que desarrollen habilidades que serán necesarias para que continúen su camino. Así que, aunque parece que les estemos haciendo un favor, en realidad les estamos obstaculizando el camino, su crecimiento. Estamos anteponiendo las recompensas a corto plazo sobre el bienestar a largo plazo.

2014-02-09-children2.jpg
“Tus hijos no tendrán éxito gracias a lo que hayas hecho por ellos, sino gracias a lo que les hayas enseñado a hacer por sí mismos”. Ann Landers
En un artículo se menciona que muchos decanos utilizan el apodo de “tazas de café” (por su fragilidad ante cualquier contratiempo) para referirse a los chicos recién llegados a la universidad. La pregunta es la siguiente: “¿Acaso estamos impidiendo que nuestros hijos sean felices de mayores por el hecho de protegerles de la infelicidad cuando son pequeños?”.

Esta es la respuesta del psiquiatra Paul Bohn:

Muchos padres hacen lo que sea con tal de evitar que sus hijos sufran cualquier tipo de incomodidad, ansiedad o decepción; cualquier cosa poco agradable. Y, como consecuencia, cuando se hacen adultos y experimentan las frustraciones normales de la vida, piensan que el mundo se les viene encima, que hay algo que va mal, muy mal.

Estoy compartiendo esta información con vosotros porque creo que tiene mucha relevancia en esta época de sobreprotección parental. Aunque me parece muy bien que los padres de hoy en día se impliquen más en la vida de sus hijos, esta implicación no debería extralimitarse. Lo que a veces se define como señal de ser buen padre puede resultar nocivo para nuestros hijos cuando pase un tiempo. Es necesario que seamos conscientes de ello; si no, estaríamos complicando sus vidas aunque nuestro fin sea justo lo contrario.

Mi filosofía favorita sobre la paternidad dice así: “Prepara a tu hijo para el camino, no el camino para tu hijo”.

Dicho esto, he elaborado una lista con los diez errores más comunes que cometen los padres en la actualidad (incluyéndome a mí). No tengo la intención de señalar con el dedo a nadie, sino de que la gente tome conciencia. Lo que se inculca en nuestra cultura no siempre es lo mejor para nuestros hijos.

Error nº 10: Adorar a nuestros hijos. Muchos de nosotros vivimos en comunidades que se desviven por los hijos. Los estamos criando en hogares completamente centrados en ellos. A nuestros hijos les encanta, claro está, porque nuestras vidas giran en torno a ellos. A la mayoría de nosotros tampoco nos importa, porque su felicidad es la nuestra. Nos entusiasma hacer cualquier cosa por ellos, comprarles cosas, cubrirles de amor y de atenciones.

No obstante, creo que es importante tener en cuenta que nuestros hijos han sido creados para ser amados, no idolatrados. Por tanto, cuando les tratamos como si fueran el centro del universo, creamos un falso ídolo. En vez de un hogar centrado en los niños, deberíamos intentar centrarnos más en el amor. Así, nuestros hijos se sentirán queridos, pero entenderán que en el amor, el altruismo va por encima del egoísmo.

Error nº 9: Creer que nuestros hijos son perfectos. Una cosa que suelo oír de los profesionales que trabajan con niños (orientadores o maestros) es que los padres de hoy en día no quieren oír nada negativo sobre sus hijos. Cuando se menciona la palabra preocupación, o problema, la reacción suele ser atacar al mensajero.

La verdad a veces duele, pero cuando escuchamos con la mente y el corazón abiertos, nos mostramos dispuestos a mejorar. Así, podremos intervenir antes de que la situación se nos vaya de las manos. Es más fácil tratar a un niño problemático que reparar a un adulto destrozado.

Una psiquiatra del centro médico Children’s of Alabama me contó hace poco que en la depresión adolescente, resulta clave intervenir con rapidez, puesto que se puede actuar sobre la trayectoria de la vida de un niño. También me dijo que este es el motivo por el que disfruta de la terapia de niños y adolescentes, pues los niños son resilientes, y es mucho más fácil intervenir de forma efectiva cuando aún son jóvenes, ya que cuando el problema continúa durante muchos años se incorpora como parte de la identidad de la persona.

Error nº 8: Vivir a través de nuestros hijos. Los padres nos sentimos muy orgullosos de nuestros hijos. Cuando consiguen algo, nos hace más felices que si lo hubiéramos conseguido nosotros mismos.

Lo cierto es que si nos implicamos demasiado en sus vidas, nos resultará más complicado ver dónde acaban ellos y dónde empezamos nosotros. Cuando nuestros hijos se convierten en una extensión de nosotros, puede que los veamos como nuestra segunda oportunidad. Pero, no se trata de ellos, sino de nosotros. Llega un momento en el que su felicidad empieza a confundirse con la nuestra.

Error nº 7: Tratar de ser el mejor amigo de nuestro hijo. Cuando le pregunté a un sacerdote cuál era el mayor error que cometen los padres, estuvo pensándolo un momento y luego contestó: “El problema ocurre cuando los padres dejan de ser padres y no son capaces de asumir sus responsabilidades, aunque a veces cueste”.

Como todo el mundo, quiero que mis hijos me quieran. Quiero que reconozcan mis méritos y me tengan cariño. Pero si quiero hacer bien mi trabajo, tengo que aceptar que se enfaden y que a veces no les gusten mis decisiones. Pondrán los ojos en blanco, se quejarán y desearán haber nacido en otra familia.

Pero, tratar de ser el mejor amigo de tu hijo solo puede llevar a una permisividad excesiva, y a que tomes decisiones desesperadas por temor a no contar con su aprobación. Esto no es amor, sino necesidad.

Error nº 6: Entrar en una competición por ser el mejor padre. Todos los padres llevan algo de competitividad en las venas. Lo único que necesitan para despertar al monstruo es que otro padre ponga a su hijo por encima del tuyo.

He oído muchas historias de este tipo que tienen lugar en patios de colegio; historias de amistades rotas y traiciones en las que se entrometieron familias completas y la cosa acabó mal. En mi opinión, el origen se encuentra en el miedo. Tememos que nuestros hijos se queden aparte. Tenemos miedo de que, si no nos ponemos serios e intervenimos para pararle los pies a cualquiera, se sumirán en la mediocridad para el resto de su vida.

Creo que los niños tienen que esforzarse y entender que los sueños no se cumplen así como así, que para ello tienen que trabajar y luchar. No obstante, si fomentamos una actitud deganar cueste lo que cueste y les permitimos que empujen a otros niños para conseguir ser los primeros, la cosa se nos está yendo de las manos.

Es verdad que en la adolescencia el carácter no nos parece tan importante; en cambio, cuando somos adultos, el carácter lo es todo.

Error nº 5: Olvidarnos de lo maravilloso que es ser niño. El otro día descubrí una pegatina de Tarta de Fresa en el fregadero, lo que me hizo recordar la alegría de vivir con niños.

2014-02-09-KariKampakisHuffPost.jpg
Llegará un día en que deje de haber pegatinas en el fregadero. Ya no habrá Barbies en la bañera, ni muñecas en mi cama, ni Mary Poppins en el DVD. Las ventanas estarán limpias, sin huellas, y la casa estará tranquila porque mis hijas saldrán con sus amigos en vez de quedarse en el nido.

Criar a niños pequeños puede ser un trabajo duro y monótono. A veces, es tan agotador física y emocionalmente que nos encantaría que se hicieran mayores cuanto antes. Por otra parte, también tenemos curiosidad por saber cómo será su crecimiento. ¿Cuáles serán sus pasiones? Como padres, esperamos poder descubrir sus dones, para saber aprovechar sus puntos fuertes y animarles a que sigan por la buena dirección.

Pero, cuando proyectamos su futuro, y nos preguntamos si ese gusto por el arte le convertirá en Picasso, o si su voz melodiosa hará de ella una Taylor Swift, podemos llegar a olvidarnos de disfrutar de lo realmente bueno: los cuentos de antes de dormir, los pijamas de una sola pieza, las cosquillas en la tripa y los gritos de alegría. A veces, nos olvidamos de dejar que nuestros hijos se comporten como niños y disfruten de su infancia.

La presión sobre los niños comienza demasiado pronto. Si queremos echar una mano a nuestros hijos, tenemos que protegerles de estas presiones. Hay que dejar que disfruten y crezcan a su propio ritmo, así que, en primer lugar, deben explorar sus intereses sin miedo al fracaso y, en segundo lugar, no tienen que sentirse agobiados.

La infancia es un momento de juegos y de descubrimientos. Cuando metemos prisa a los niños, les estamos robando una etapa inocente por la que nunca volverán a pasar.

Error nº 4: Criar al hijo que queremos, y no al que tenemos. Como padres, nos creamos una imagen propia de nuestros hijos. Esta imagen comienza a confeccionarse en el momento del embarazo, antes incluso de saber el sexo del bebé. En secreto, deseamos que el niño se parezca a nosotros, pero un poco más inteligente y con más talento. Queremos ser su ejemplo, y modelar su vida siguiendo el patrón de la nuestra.

Sin embargo, los niños suelen seguir su propio modelo y, además, desconfiguran los nuestros. Al final, son como nunca los imaginamos. Nuestro trabajo consiste en descubrir sus dones innatos, y en tratar de guiarlos por el buen camino. Ante todo, inculcarles nuestros propios sueños no va a funcionar. Solo si entendemos quiénes y cómo son, podremos tener un impacto en sus vidas.

Error nº 3: Olvidar que los hechos pesan más que las palabras. A veces, cuando mis hijas me preguntan algo, me dicen: “Por favor, responde en una frase”. Me conocen bien, y saben que aprovecho cualquier lección de la vida diaria y la convierto en un momento de aprendizaje. Quiero que tengan sabiduría, pero de lo que a veces me olvido es de que mis ejemplos ensombrecen mis palabras.

Cómo respondo al rechazo y a la adversidad… Cómo trato a mis amigos y a los desconocidos… Si me peleo con su padre o si nos apoyamos mutuamente… Ellas se dan cuenta de todas estas cosas. Y mi actitud les da permiso para comportarse de la misma manera.

Si quiero que mis hijas sean maravillosas, yo también tengo que aspirar a lo mismo. Tengo que ser la persona que espero que sean ellas.

Error nº 2: Juzgar a otros padres… y a sus hijos. Independientemente de lo mucho que difieras en la forma de educar que tienen otros padres, no es tu misión juzgarlos. Nadie es completamente bueno ni completamente malo; todos somos un poco de todo, todos luchamos contra nuestros propios demonios.

Personalmente, tiendo a ser más benevolente con otros padres cuando yo lo estoy pasando mal. En los momentos en que los niños me lo ponen difícil, entiendo el comportamiento de muchos padres.

Nunca sabemos por lo que alguien está pasando, ni cuándo nos veremos en una situación parecida. Aunque, en ocasiones, no podamos evitar tener nuestros prejuicios, deberíamos controlarlos y tratar de entender a la otra persona en lugar de llegar a conclusiones precipitadas.

Error nº 1: Subestimar el CARÁCTER. Si hay una cosa que espero hacer bien con mis hijos es conseguir que tengan un buen CORAZÓN. El carácter, la fibra moral y una brújula interna son los cimientos que forman la base para un futuro feliz y saludable. Esto es más importante que cualquier boletín de notas o que cualquier trofeo que ganen.

Nadie puede exigir un carácter concreto a sus hijos, y más teniendo en cuenta que el carácter no significa mucho a la edad de 10 o de 15 años. Los niños a esa edad se preocupan por las recompensas a corto plazo, pero nosotros, como padres, conocemos mejor la historia. Sabemos que lo importante con 25, 30 o 40 años no es lo largo que lanzaste una vez un balón o si fuiste animadora, sino cómo tratas a los demás y qué piensas de ti mismo. Si queremos fomentar el carácter, la confianza, la fuerza y la resiliencia, tenemos que dejar que los niños se enfrenten a las adversidades y que experimenten el orgullo que se siente al salir reforzado de una situación difícil.

Es complicado ver a nuestros hijos caer, pero a veces es necesario. En ocasiones, hay que preguntarse si intervenir se encuentra entre las mejores opciones. Hay un millón de formas de amar a nuestros hijos, pero, a la hora de buscar su felicidad, conviene ser conscientes de que a veces la pena a corto plazo será recompensada con creces por los beneficios en el futuro.

La versión original de este post apareció en karikampakis.com

Traducción de Marina Velasco Serrano

Seguir a Kari Kubiszyn Kampakis en Twitter: www.twitter.com/KariKampakis

http://www.huffingtonpost.es/kari-kubiszyn-kampakis/10-errores-comunes-que-cometemos_b_4911872.html?utm_hp_ref=fb&src=sp&comm_ref=false

 

Consejos de Neurociencias para Docentes (pdf web)

La calidad del contexto influye para que el cerebro pueda contar con un estado óptimo necesario
para el aprendizaje. Elementos conocidos y agradables otorgan sensación de seguridad y de bienestar (plantas,
muñecos, fotos, imágenes, cuadros, decorados, etc.).
Es importante que los niños y los jóvenes contribuyan con la decoración del aula.
Docentes, maestros y capacitadores forman parte del contexto de aprendizaje, motivo por el cual
deben verse como aliados que contribuyen en el desarrollo de las potencialidades de cada alumno o
persona.

http://cdn0.psyciencia.com/wp-content/uploads/2013/10/ebook-consejos-neurociencias-docentes.pdf

La mente se compone de módulos independientes. Psicología evolucionista. (articulo web)

La mente se compone de módulos independientes. Psicología evolucionista

 
La mente se compone de partes distintas y esas partes diferentes pueden contradecirse unas a otras, por ejemplo un mismo cerebro puede tener dos creencias contradictorias sobre la misma cuestión. Nuestramente o cerebro es una colección de módulos que surgieron a lo largo de la evolución como soluciones adaptativas a diferentes situaciones. En el cerebro suceden todo tipo de cosas (que te dicen cómo comportarte, qué pensar, etc.) de las que eres completamente inconsciente, de hecho no percibes la mayor parte de lo que ocurre en tu mente, no eres consciente de los sistemas diseñados para controlar la respiración que provoca los movimientos musculares… todo ello sucede en un segundo plano. En este post veremos el vídeo de Redes 119: El lenguaje está diseñado para confundirnos, donde Eduard Punset entrevista a Rober Kurzban. Y descubriremos entre otras cosas que vivir equivocado no puede ser tan malo como parece, y ya tenemos una manera de entender por que las personas se equivocan tantas veces especialmente sobre ellos. La estructura modular de la mente explica por que la gente se equivoca y es contradictoria, pues algunos módulos de la mente funcionan mejor estando equivocados.
Robert Kurzban psicólogo evolucionista del departamento de psicología de la Universidad de Pennsylvania y autor del libro “Why Everyone Else is a Hypocrite” “Por qué todos los demás son hipócritas“, sostiene que lo importante de la mente es lo que se denomina “modularidad” (estructura modular de la mente), es decir distintas partes en el cerebro que hacen cosas diferentes. Los mecanismos de la mente tienen funciones neuronales muy concretas. Por ejemplo el sistema de la memoria tiene un solo cometido, el de almacenar información para recurrir después a ella; o el sistema de reconocimiento facial cuya función es registrar esa información del mundo…, y estos sistemas pueden estar por todo el cerebro e interactuar entre sí, a medida que ocurren dichos procesos, realmente existe una especificidad funcional; es decir, cada uno de ellos realiza una tarea concreta e interactúan de maneras realmente complejas.
Las ilusiones ópticas. ¿Cuál es el papel que desempeñan las ilusiones ópticas?.
Las ilusiones ópticas desempeñan un papel muy importante en nuestra comprensión de la psicología. La percepción no es más que una parte, en una ilusión óptica una parte de tu mente ve una cosa mientras otra parte tiene otra experiencia. Y de aquí se deriva una noción importante: el cerebro humano puede tener dos creencias mutuamente incompatibles a la vez, los humanos creemos en muchas cosas contradictorias, pasando desde la percepción hasta la moralidad. Además nuestros cerebros se dedican a interpretar nuestra experiencia, tenemos acceso directo a lo que el cerebro genera, a la interpretación de la realidad.
Veamos la ilusión óptica del mismo color donde el cuadrado A y el cuadrado B son del mismo tono de color y sin embargo lo vemos de distinto color (la casilla A se ve oscura y la casilla B la vemos clara). Para ver que las casillas A y B son del mismo color hay que cubrir con un papel dejando solo visible a través de dos agujeros los cuadrados A y B. La ilusión del tablero nos confirma que nuestra mente está repleta de ideas contradictorias, ya que está compuesta por módulos que trabajan con independencias y en muchos casos desconectados unos de otros.

ilusión óptica del mismo colorestructura modular de la mente
La mente es como un Smartphone que viene de fabrica con aplicaciones diseñadas para cumplir objetivos muy concretos: seleccionar amistades, buscar parejas, dedicar atención a los hijos, deducir qué pasa en la mente de los demás, identificar a los tramposos que quieren engañarnos, planificar venganzas, buscar alimentos, establecer alianzas, juzgar moralmente a los demás, comunicarse con otras personas… funcionando estos módulos con independencia de los demás y muchas veces no comunicándose uno con otro.
Hay un experimento clásico de la psicología que demuestra como los módulos mentales trabajan por separado y sin estar conectados. El experimento consiste en pedirle a un grupo de personas que digan cual de cuatro pares de medias es de mejor calidad, siendo cuatro pares de medias idénticos, pero no lo saben y el par más elegido es el último el que está a la derecha de todo. Y lo más curioso de todo es el motivo que dan las personas para su elección, como si se tuviera un programa en la cabeza que te hace elegir el de la derecha mientras que los módulos conscientes de la mente, los que tienen que explicar un motivo para la elección, se inventan una explicación que no tiene nada que ver con lo que sucede en realidad, es decir dos módulos desconectados uno del otro.

la mente se compone de módulos independientes Psicología evolucionistala mente modular psicología evolucionista
Robert Kurzban, uno de los psicólogos que no ha rechazado estudiar la consciencia, afirma que con la modularidad la explicación correcta de la psicología humana será una explicación que no recurra a un centro especial, sino que describirá muchas partes distintas, algunas de ellas tienen funciones realmente interesantes que recuerdan al sistema ejecutivo, pero no vamos a encontrar ningún control central (“el yo”, “el individuo”, o “el sistema ejecutivo”), sino una red distribuida.
La eficacia para sobrevivir.
La selección natural es un gran proceso competitivo y, si tenemos dos organismos y uno de ellos resuelve un problema con más eficacia que el otro, el organismo que sea más eficiente necesitará menos comida, tendrá más tiempo para buscar una pareja mejor… la eficiencia es un aspecto muy importante de la evolución por selección natural, y por ello las partes de nuestra anatomía (y de nuestro cerebro) son tan eficientes, porque durante el transcurso de generaciones ha habido una selección para lograr diseños de ingeniería cada vez más eficientes.
El engaño y el autoengaño.
Lo que nos dice Robert Kurzban del engaño es que los humanos somos criaturas evolucionadas, como cualquier otra especie del planeta, y la evolución es un proceso competitivo. Sería chocante si los humanos no intentáramos engañarnos los unos a los otros, porque al fin y al cabo hemos evolucionado para competir con los que nos rodean. En parte, la competitividad se basa en intentar convencer a los demás de cosas que no son ciertas. El engaño forma parte del tejido constitutivo no solamente de las interacciones humanas, sino también de las que imperan entre el resto de animales. Algunos peces abisales tienen una pequeña parte de su anatomía que agitan como si fuera un pequeño gusano ante su cara, y eso atrae al resto de pececitos, que piensan “allí hay comida” y, en cuanto se acercan, son devorados. Por tanto, el engaño forma parte integral de lo que supone ser el producto de la evolución…
El autoengaño: albergar creencias falsas puede ser útil para convencer a los demás sobre algo que queremos que crean, o puede volverse una ventaja si logramos que la otra persona crea algo así. Se suele pensar que se es mejor profesor de lo que se es, más guapo de lo que se es… ¿soy yo que me engaño a mí mismo? ¿O solamente soy yo equivocándome de un modo interesante?
La mente tiene varios módulos y muchos de ellos no comparten información, pero ¿se trata de un defecto o somos imperfecto por naturaleza?. Robert Kurzban explica que la evolución nos moldeó de manera tal que funcionamos mejor si algunos módulos de nuestra mente no se enteran de lo que otros módulos están haciendo. Algunos módulos son más eficientes si tienen información equivocada de la realidad. Solemos pensar que somos mejores profesores que la media, que somos más guapos o los mejores conductores de la carretera (incluso los que van al hospital por haber causado un accidente se creen mejores al volante que los demás)… (veremos en el vídeo del final el ejemplo donde no sabemos reconocernos entre varias fotos manipuladas digitalmente, de una foto se sacan copias de la imagen con alteraciones sutiles, algunas para que parezca mas fea la imagen y otras más bonita, después se pide cual es la foto sin retoques y casi nadie acierta, todos eligen fotos en las que se sale mejorados). Vivimos equivocados sobre nosotros mismo, no somos tan guapos ni conducimos tan bien como creíamos, pero estar equivocados es bueno para nosotros o nuestros genes, esto lo llama Kurzban “errores estratégicos“. En un entorno donde las relaciones sociales son fundamentales para la supervivencia como en el caso de nuestra especie tener una imagen sobre-evaluada de nosotros mismos nos ayuda a conseguir mejores parejas, amistades más generosas… todo esto son ventajas que nos ayudan a tener más descendencia, por ello la evolución ha seleccionado a quien cometía estos errores estratégicos eliminando a quienes tenían una visión más correcta de la realidad.

el lenguaje está diseñado para confundirnos
El autocontrol:
Como hay distintas partes que actúan en el cerebro algunas nos instarán a obtener una recompensa inmediata y otras lo reprimirán, por lo que gran parte del proceso de toma de decisiones se puede entender como la tensión entre los módulos impacientes (los sistemas de recompensa tipo lo quiero y lo quiero ahora) y los módulos más pacientes. Todo esto tiene realmente consecuencias importantes, si puedes postergar la gratificación durante un tiempo, evitar fumar un cigarro o no beber la tercera o quinta copa de alcohol, entonces lograrás mejores resultados a largo plazo que si no… Esta tensión entre la paciencia y la impaciencia que se produce en nuestra mente tiene una gran importancia en nuestra vida cotidiana.
La moral como límite de libertad:
Las reglas morales son cosas que le decimos a los demás que no pueden hacer, aunque a veces digamos que es por su propio bien, “utilizamos la moralidad como un método para limitar la conducta de los demás“.
Tenemos un sistema muy elaborado para determinar lo que es malo, se trata del sistema de juicio moral. Pero lo verdaderamente importante es que también hay muchos otros sistemas en el cerebro que guían el comportamiento. A todos nos gustan hacer muchas cosas diferentes, incluso si hemos declarado previamente al mundo que pensamos que esas cosas son malas, y que se debería castigar a quienes las hacen. Lo que se obtiene entonces son incoherencias en las posturas morales que se deben a que vamos por el mundo usando nuestros sistemas de juicio moral para imponer coerción y evitar que otras personas hagan ciertas cosas, mientras que nuestros sistemas conductuales nos llevan a hacer exactamente esas cosas para alcanzar nuestras metas. Por lo que propone Robert Kurzban que la hipocresía esta por todas partes, fruto de la propia naturaleza humana que consiste en una mezcla de partes distintas.
La respuesta a la pregunta más fácil “por qué todos los demás son hipócritas” forma parte de la respuesta a la cuestión más difícil, que es por qué la mente es tan inteligente. Y ambas preguntan están relacionadas con la composición de todos los sistemas mentales diferentes. Y la última pregunta es por qué tendemos a pensar que todos los demás son hipócritas pero que nosotros no lo somos. Pues tan pronto como percibimos una incoherencia en nuestro propio comportamiento, corremos el riesgo de que otras personas también lo noten. Por lo que la mejor forma de evitar que nos identifiquen como alguien con comportamiento incoherente es que uno mismo no lo note, para impedir que se filtre la verdad al comunicarnos con quienes nos rodean. Y esto genera una asimetría muy particular: si bien somos muy rápidos para detectar las incoherencias en los demás, estamos diseñados para no detectar nuestras propias incoherencias. Y por eso pensamos que todos los demás son hipócritas.
Robert Kurzban aboga por la idea de que, si queremos entender lo que hace la mente, deberíamos plantearnos para qué sirven los distintos componentes. Y la respuesta a esa pregunta consistirá en pensar en los humanos como cualquier otra criatura evolucionada, no especial, pero sí distinta a nuestra manera, con lenguaje y tradiciones culturales… pero habrá partes de nuestro cerebro cuyas funciones puedan entenderse en el contexto de la evolución por selección natural, y se trata de un principio importante que debe guiarnos al hacer psicología.
El libro de Robert Kurzban Por qué todos los demás son hipócritas: Evolución y mente modular (Why Everyone (Else) is a Hypocrite: Evolution and the Modular Mind), en el idioma inglés y de la editorial Princeton University Press (encuadernación en tapa dura con 274 páginas) se puede comprar aproximadamente a un precio de 17.60 € en tienda online de libros. El libro de Robert Kurzban nos muestra que la clave para entender nuestras incoherencias del comportamiento radica en la comprensión del diseño de la mente. Ayuda a explicar el autoengaño, autocontrol, autoestima… desde una perspectiva evolutiva.

libro de Robert Kurzban Por qué todos los demás son hipócritas Evolución y mente modularRobert Kurzban psicólogo evolucionista
 

La educación alternativa por dentro (artículo web)

Desde hace tiempo, las pedagogías alternativas más demandadas en el mundo, Montessori y Waldorf, comenzaron a hacer pie en Córdoba. Las escuelas Waldorf
han crecido de manera notable en los últimos años, y las Montessori comienzan a proyectarse. Aquí, cómo se diferencian de las escuelas tradicionales privadas.

http://www.lavoz.com.ar/sites/default/files/file_attachments/nota_periodistica/02_03_14_educacion_alternativa_WEB.pdf

http://noticias.lainformacion.com/educacion/estudiantes/los-triunfadores-de-la-mafia-montessori_Frapr0pl7YHR5Ylq5A8G76/

TEST – AUTOEVALUACION DEL TRASTORNO ALIMENTARIO

http://sommosdesarrollopersonal.es/test-autoevaluacion-del-trastorno-alimentario/

Algunas afirmaciones que, por separado, podrían parecer normales en cualquier persona joven. No obstante, si empiezan a darse varias juntas pueden estar indicando el comienzo de un trastorno de la conducta alimentaria.

EL PODER DE LA VULNERABILIDAD – BRENÉ BROWN subtitulado ESPAÑOL (vídeo)

Brene Brown estudia la conexión humana, nuestra capacidad de empatía, de pertenencia, de amar. En una charla conmovedora y divertida en TEDxHouston, comparte una visión profunda de su investigación que la llevó a una búsqueda personal para conocerse a sí misma y a la Humanidad. Una charla para compartir.

Fuente: TED.COM (http://www.ted.com/talks/brene_brown_…)

El fracaso de los padres se llama Trastorno por Déficit de Atención (artículo web)

 

 Freud, especialista en niños, sugirió a los padres de niños medicados por TDAH acercarse a terapeutas que entiendan que los fármacos son peligrosos. // Foto: Especial

Freud, especialista en niños, sugirió a los padres de niños medicados por TDAH acercarse a terapeutas que entiendan que los fármacos son peligrosos. // Foto: Especial

Debido a su alta propagación parecería que el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un virus, lamenta Joseph Knobel Freud, psicoanalista infantil y fundador y docente de la Escuela de Clínica Psicoanalítica con Niños y Adolescentes de Barcelona, España.“En 1950 uno de cada 10 mil niños lo padecía, ahora lo tiene el 13 por ciento de la población. En 2011, tan sólo en Estados Unidos, el 10 por ciento de la población infantil padecía esta enfermedad, pero en 2012 se duplicó. En España hay primarias donde la mitad de su alumnado está consumiendo Ritalín, fármaco recetado por psiquiatras y neurólogos para inhibir la hiperactividad de niños diagnosticados con TDAH. En México, aunque no hay datos precisos, los diagnósticos con niños que padecen el trastorno y por ende, el consumo de la medicina, va al alza” lamenta este especialista.El doctor Joseph Knobel Freud impartió un Seminario para profesionales de la salud mental del Centro de Especialización en Estudios Psicológicos de la Infancia (CEEPI), cuyo nombre fue ‘Desmedicalización Infantil: TDA, Negativismo Desafiante y otras Etiquetas’. La sede, el Hospital General Dr. Manuel Gea González.

“La verdadera pandemia es la medicación de la vida cotidiana y esto aplica a niños que con toda certeza no padecen TDAH. El trastorno es el resultado del fracaso de los padres de familia y de los maestros, porque son incapaces de observar que los niños están deprimidos por diversas razones y la hiperactividad que manifiestan es el efecto del problema. Lo más fácil es medicarlos, sin embargo, en unos años veremos que habrá sociedades de adultos dependientes y con altas probabilidades de ser adictos a las drogas”, explicó Knobel Freud.

El estudioso explicó que existen ejemplos de peso que sustentan sus teorías. “El 90 por ciento de los niños que fueron diagnosticados con TDAH a nivel mundial tiene a sus padres separados o divorciados. La  hiperquinesia de los niños es sólo una manera de expresar lo mal que se sienten por una realidad que no comprenden y les lastima. Los niños no han desarrollado el lenguaje adulto y no tienen palabras para expresar lo que sienten. No están enfermos sólo es que los adultos son incapaces de analizar que ellos mismos son el origen del problema. Lo que necesitan los niños, pero mucho más sus padres, es una terapia psicológica”, dijo.

Knobel Freud fue más allá. “El TDAH no existe como enfermedad, repito, el fracaso de los padres se llama TDAH. Pueden estar deprimidos y expresar una situación que implica abuso sexual o maltrato infantil. Es indispensable averiguar el origen del problema y verán que el padecimiento es inexistente”.El terapeuta dijo que la supuesta existencia del TDAH ha permitido algo muy peligroso: que los profesores, mediante el Test de Colman, evalúen a un niño y digan si éste padece TDAH, situación anormal, porque su función es educativa, no de diagnóstico.Freud pide a los padres de los niños diagnosticados con TDAH y medicados por esa razón que olviden los fármacos. “He visto chicos en consulta que no se mueven, que dan ganas de zarandearlos para que reaccionen porque están bajo el influjo de los medicamentos”.Freud recuerda el caso de un chico a quien diagnosticaron con TDAH por su excesivo descontrol; el niño acudía a la consulta de las cuatro de la tarde casi dormido a causa de los medicamentos.

Durante la terapia Freud descubrió que el chico era inquieto debido a las fuertes y constantes peleas entre sus padres. Además, aprendió a controlar sus impulsos, “que es muy diferente a que no se mueva”.

Freud acepta la existencia de niños impulsivos pero no tolera que, lejos de averiguar qué motiva esa inquietud, se quiera tapar un problema medicando al pequeño. “Los psicoanalistas y los psicoterapeutas debemos averiguar el porqué de ese comportamiento; el chico de la terapia tenía miedo por la manera en que sus padres se trataban; tras una terapia familiar la situación mejoró y el niño se fue tranquilizando” cuenta.

Este método es paulatino. “No soy partidario de la rapidez, y debo decir que el cambio no se logró en un mes, casi tardamos un año, pero ese tiempo no tomó drogas, lo único que le metí fueron palabras. Los psicoterapeutas tenemos que defender la capacidad de las personas de hablar de sus problemas, no de taparlos con drogas”.Freud, especialista en niños, sugirió a los padres de niños medicados por trastornos como el TDAH acercarse a terapeutas que entiendan que los fármacos son peligrosos. “Además de los efectos secundarios, los medicamentos son malos en algunos casos porque siguen la lógica de ‘voy a buscar un elemento químico, externo a mi propia química, que provoque un cambio que yo no consigo’; las medicinas están bien para un dolor de cabeza”.

Joseph resalta que los medicamentos para los niños con TDAH son conocidos como ‘la pastillita de portarte bien” pues los niños están más tranquilos aunque el padre le pegue a la  madre, pero, en el fondo, la intranquilidad persiste y como el chico no sabe cómo procesarla siempre está inquieto y los padres y los terapeutas tapan el síntoma con un medicamento. “Cuando un padre le da al hijo un medicamento para acallar los síntomas le enseña la dialéctica de que algo de fuera te puede producir un estado mental diferente, así que cuando el joven fume marihuana el padre no podrá decirle que no pues desde que era un niño le administró metilfenidato para lograr el comportamiento deseado, le enseñó que es más fácil tomar un diazepam que aprender a relajarse” explica este especialista.

Freud insta a la gente interesada a buscar los manifiestos que apoyan el movimiento por la despatologización de la vida. “Las firmas de apoyo ayudan a la lucha contra las grandes empresas que quieren negociar con la salud de nuestros hijos, porque esto es un negocio, y eso es lo que más rabia da; si el Ritalín saliera de los árboles y fuera gratis le apuesto lo que quiera que no existiría el TDAH ni su respectivo  medicamento, hay un negocio detrás”.

http://ferriz.com.mx/te-recomendamos/el-fracaso-de-los-padres-se-llama-trastorno-por-deficit-de-atencion/

 

GEMMA PALLÀS

Aconsegueix seguretat i confiança per superar totes les teves pors.

Psicología útil en red…

"Como ves el futuro, determina como vives el presente"

Café La Flauta Mágica

Una actividad diferente para cada día

TODOPODEROSO

Sólo soy un humilde puto amo

Leadership Freak

Empowering Leaders 300 Words at a Time

Psicovalencia

Un blog creado para compartir recursos, herramientas, ideas, opiniones....

Inteligencia emocional y otras habilidades

Un blog para la gente que ha despertado y que desea conocerse a sí misma, así como mejorar cada día en la gestión emocional y afectiva.

Psicoanálisis y Cultura Moderna

Psicoanálisis, Poesía, Cultura, Noticias Grupo Cero

Un lugar en el viento

Un paraje donde pensar y sentir.

The Hardest Science

A psychology blog. Thoughts about the mind, science, society, and whatever else.

espacioparaelsilencio

Un espacio para libre pensadores, un silencio para libre sentidores.

Cuaderno de Cultura Científica

Nueva dirección: culturacientifica.com

La Salamanquesa

Visitanos en www.esasalamanquesa.net

Psicoteca Blog

Blog de psicología científica en castellano - Tercera Etapa

psy'n'thesis

investigación & nuevas ideas en psicología