Antecedentes de la Agresión (2) y Mecanismos implicados en el proceso de Agresión.

+Antecedentes Socio-motivacionales:

Ataque intepersonal: El ataque interpersonal es, quizás, el instigador mas potente de la agresión. Incluye una diversidad de estímulos que provienen de otras personas en forma de insultos, menosprecios y otras formas de agresión verbal y física. En términos generales, cuando los humanos son provocados tienen deseos de dañar. El ataque interpersonal adquiere su caracter instigador por cuestiones subjetivas, en este caso cuando se percibe como una provocación. La Agresión no es una simple reacción fruto de una secuencia estimulo-respuesta (ataque-agresión) sino que en todos los casos ponen de manifiesto la presencia de variables intermedias y moduladoras de tal relación.

La Exclusión Social: La Exclusión social se refiere a la negación de derechos sociales y de oportunidades vitales fundamentales. Es decir, todos aquellos procesos sociales que comprometen las posibilidades de participación social de ciertos individuos, grupos, colectivos y/o sociedades. Hay 3 contextos públicos en los que la exclusión adquiere dimensiones propias:

  • El contexto Laboral: exclusion que se denomina “mobbing”
  • El contexto Escolar: denominado “bullying o matonaje”
  • El contexto Estructural: que es la que ejerce una sociedad en su conjunto y se realiza desde los ámbitos sociales que estructuran la sociedad (instituciones o normas sociales, entre otros).

agresion_escolar

La exclusión no debe confundirse con el rechazo interpersonal. las diferencias provienen de 2 aspectos fundamentales.

  • Primero, la exclusión solo es posible en virtud de la participación (activa o pasiva) del resto de los miembros de la comunidad.
  • Segundo, la naturaleza social -y no la individual- de la agresión se pone de manifiesto cuando se observa que la situación de  exclusión de las victimas genera respuestas de evitación por parte del resto de los miembros de la comunidad (Goldstein, 2002). El temor a convertirse a su vez victimas del ostracismo alienta en ellos respuestas activas y/o pasivas de rechazo y devaluación (Leary, Robin, Smith, 2003).
  • La exclusión se ha relacionado con los conflictos gestionados de forma destructiva y con las agresiones extremas.

La Violación de las Normas: El inclumplimiento o la transgresión de normas es un tercer factos socio-motivacional que con probabilidad suscita reacciones agresivas. Las normas tienen una cualidad moral prescriptiva y se refieren a las obligaciones, derechos y privilegios que gobiernan la conducta de los miembros de los grupos. Su incumplimiento suscita un deseo de reparación de tal injusticia.  Las normas cumplen varias funciones para los miembros del grupo o la comunidad:

  • La primera es crear unas condiciones predecibles y controlables que les permitan cooperar entre sí en lugar de luchar y competir. Las normas establecen, entonces, un marco común de reglas concretas de relación y de actuación.
  • Una segunda función es la de describir la realidad aportando información acerca de como deben ser las cosas, de lo que es acertado y no aceptado, de lo que será castigado o premiado y como.

La evidencia empírica confirma que la violación de normas, genera un sentimiento de ira, agresión y deseos de reparación de la injusticia. Los estudios demuestran en todos estos casos que la vulneración de una norma y la consecuente percepción de injusticia no provocarán reacciones agresivas si se juzga que tal infracción esta justificada.

+Mecanismo Implicados en el proceso de Agresión:

La activación como intensificador de la agresión afectiva: La frustración, el ruido, el hacinamiento, etc, aportan activación o energía para la acción y que, en este estado, la conducta resultante será agresiva solo si la persona está predispuesta a actuar de esta forma frente a otras alternativas de conducta. En un estudio realizado por Cristy, Gefland y Hartmann (1971), se encontraron diferencias entre los grupos entre los que tuvieron que competir y los que no compitieron. Es decir, el mecanismo diferencial no fue la frustración por perder o el deseo de venganza, sino la simple activación derivada de la competición.

Transferencia de la activación y cólera: Los psicólogos Zillmann, Indiana, Katcher y Milavsky (1972) acuñaron la expresión “transferencia de excitación“. Este concepto aplicado a la agresión, sugiere que la energía producida por un estimulo inicialmente irrelevante para la agresión puede añadirse al “arousal” elicitado por otro estímulo, próximo en el tiempo, que sí es relevante para la agresión. Se acumulan ambas energías para la realización de una conducta agresiva.

-Cuadro 9.5. “El efecto del Arousal” y su transferencia:

  • la relación entre numerosos factores instigadores como la frustración, la provocación o los estímulos del ambiente físico, y la agresión esta mediada por el nivel de arousal que provocan.
  • En determinadas condiciones, aumentar el nivel de arousal en una persona predispuesta para la agresión puede aumentar la tendencia de agredir.
  • “La teoría de la transferencia de exitación” predice que, en determinadas condiciones, dos fuentes de activación pueden acumular sus efectos aportando mayor energía para la realización de conductas dominantes en la persona. El arousal producido por un estímulo puede ser transferido a otro instigador situacional al atribuir, erroneamente que la activación se debe al segundo.
  • Respecto a la agresión, este tipo de conductas sera más probable si uno de los estímulos elicita emociones relevante para la agresión (ira o deseo de venganza), y cuanto mas intenso sea el instigador de esta emoción.
  • En todo caso, la transferencia de excitación será posible si la oportunidad para realizar la conducta agresiva se produce en un intervalo de tiempo tal que aun no se haya extinguido “la activación residual”, es decir, la provocada por el estímulo inicialmente no relevante para la agresión.

Cognición y emoción en la transferencia de excitación:

Etiquetaje Cognitivo: Ante una provocación que desencadena enojo o ira en la persona, y ante una segunda fuente de excitación, la transferencia se producirá sólo si los mecanismo cognitivos y/o emocionales confirman la pertenencia de esa conducta,  o si las cogniciones que acompañan a activación son relevantes para la agresión.  “La teoría del etiquetaje cognitivo” sugiere que ante un estado de activación serán las cogniciones disponibles las que etiquetarán la emoción como relevante para la agresión o no. Por tanto, según la teoría del etiquetaje, la condición que facilita el efecto de la transferencia de excitación es que la excitación residual debe ser etiquetada como emoción negativa consecuencia de una provocación, ignorando la verdadera fuente de la excitación.

La cólera en la Transferencia de excitación: Esta perspectiva propone que el etiquetaje no es una condición necesaria para que la excitación producida por un estímulo irrelevante se experimente como cólera. Algunos autores plantean que la propia “emoción de cólera”:

  1. guia a las personas en la interpretación de sus causas, en la atribución de culpabilidad y en la elección de altenativas de respuestas oportunas.
  2. Es una fuente de información para clarificar el significado de las situaciones ambiguas.
  3. Facilita las interpretaciones de la situación y de las intenciones desde una perspectiva hostil.

Por último, algunos autores consideran la cólera como una respuesta emocional que se expresa física, cognitiva y comportamentalmente y que todo ello se desencadena por mecanismo puramente asociativos.  Estos autores consideran “el efecto del condicionamiento clásico”, por el que, incluso en ausencia de etiquetaje, la respuesta de cólera esta asociada a respuestas físicas y comportamentales relevante para la agresión (Berkowitz). –

El Motivo de Venganza: El deseo de venganza es central en la agresión afectiva o reactiva. Los pensamientos rumiativos y la idea de vengarse van acompañados de una fuerte sobrecarga emocional que activa los aspectos relevantes para la agresión. Este estado es el que hace que la persona esté orientada a conseguir el  reconocimiento o la compensación que se merece (meta de retribución). Como consecuencia, la percepción de lo ocurrido y el procesamiento de la información relacionada con el conflicto, asocian al deseo de vengarse del provocador. Topally y o´neal (2003), plantean que el motivo de venganza es la consecuencia de que el perceptor:

  1. experimentoe ira.
  2. atribuya responsabilidad y/o intencionalidad al provocador.
  3. crea que el acto de venganza es posible y está pendiente.

Mecanismos Cognitivos-motivacionales:

Cuadro 9.6. Mecanismos cognitivos-motivacionales de la agresión: 

  • Creeencias en un mundo hostil: Son creencias que expresan desconfianza y una percepción del mundo como amenazante. Se expresan de diferentes formas. Por ejemplo: “las personas van a lo suyo”, “no puedes fiarte de nadie”, “hay dos tipos de personas, las que ganan y las que pierden”. Estas creencias pueden enmarcar las relaciones, así como guiar las propias expectativas y el propio comportamiento en un sentido claramente hostil.
  • Creencia en un mundo justo: Esta creencia, afirma que las experiencia de las personas son la consecuencia de sus actos. También, esta creencia, puede en determinadas condiciones, desencadenar procesos de justificación y aceptación de la violencia, por ejemplo, ante situaciones de exclusión o acoso, o culpabilización de la victima: “cada uno se merece lo que tiene”, “cuando el río suena”.
  • Creencias normativas o normas sociales: Son creencias aceptadas socialmente por las que se transmiten la aceptación y aprobación de la agresión. Ejemplo: cuando se enseña que los golpes deben ser respondidos con golpes para lograr el respeto, el empleo de determinadas formas de agresión puede considerarse adecuado en unas culturas e inaceptable en otras.
  • Esquemas procedimentales: Actuan como “scripts” o guiones de acción, y contienen la información acerca de las formas adecuadas de enfrentarse a los eventos a los que la persona esta expuesta. Estos esquemas de accion indican como debe sentirse la persona. Informan, tambien, considerando lo que esta ocurriendo, de la pertenencia o no de las conductas agresivas.
  • Consideración de las consecuencias futuras: La agresión puede ser el resultado de anticipar consecuencias positivas en dos sentidos. En ocasiones, anticipar que la agresión va a posibilitar el éxito en la competición puede ser determinantes. En otras ocasiones, las consecuencias se refieren a la satisfacción de los deseos o del motivo de venganza. Ejemplo: demostrar a los otros que uno no es una persona digna de desprecio o para despertar respeto y temor. En estos casos la consideración de consecuencias futuras puede alentar el “motivo de venganza”.

Mecanismos grupales instigadores de la agresión:

Las relaciones entre grupos son, con frecuencia, conflictivas. La tendencia a resolver estos conflictos de forma agresiva no es una característica , si no que está determinada por la orientación dominantes del grupo hacia la violencia, por la tendencia a considerar la agresión y la violencia como una alternativa en sus interacciones cotidianas.

Es mas probable que aquellos grupos en los que la violencia es valorada y sirve para estructurar, opten por la agresión como estrategia para solucionar conflictos. Este es el caso de bandas juveniles o grupos terroristas, etc.

Dinámicas intragrupales de agresión:

La agresión puede ejercerse entre los miembros del propio grupo ( agresión intra-grupal) o bien en las relaciones con otro u otros grupos ( agresión inter-grupal). Los factores intra-grupales relevantes para la agresión son, de 2 tipos:

  • Por un lado, los relacionados con la adquisición de liderazgo o de alto estatus dentro del grupo, y los relacionados con el estilo de liderazgo
  • Y por otro, aquellos que surgen cuando el propio grupo o los lideres se sienten amenazados, bien por agentes externos, bien por conflictos internos que amenzan la posicion de poder de los lideres ya establecidos (Javaloy, Rodriguez y Espelt, 2001).

La pugna por el poder dentro de un grupo puede llevar a estrategias mas o menos agresivas, como son el uso de la amenaza o el establecimiento de coaliciones dirigidas a garantizar el éxito. Por otro lado, en un grupo que se define a partir de la violencia, la agresividad es un requisito necesario para el alto estatus. Los lideres, servirán como modelos de acción y reforzarán la agresividad y la identificación con la violencia frente a otras alternativas.

El desarrollo de grupos potencialmente hostiles y agresivos es mas probable en situaciones de crisis política, identitaria y social. En este tipo de grupos, el recurso de la violencia hacia el exterior o la propia auto-inmolación parece ser consecuencia de la relaciones sociales que se han ido generando y que, llevan al líder del grupo a decidir que la acción colectiva violenta, es deseable o inevitable (morales y Arias, 2001). La ruptura con el exterior, posibilita el desarrollo de comunidades cerradas que se caracterizan por la despersonalización, el compromiso total y el caracter hermético y cohesivo del grupo en tono a una ideología compartida (Javaloy et al. 2001).

En estos casos, lo grupos se organizan de forma autocrática, con una fuerte estructura jerárquica. Estas comunidades ilustran “el fenómeno del pensamiento de grupo” (Janis 1972), de forma que restringen progresivamente las críticas a las opiniones establecidas, y serán mas propensas a la polarización grupal y a la creencia de moralidad superior del propio grupo frente al resto. Ademas, es frecuente que aparezcan miembros vigilando la conducta de los compañeros, etc.

Por otro lado, las dinámicas intra-grupales pueden, a su vez, desencadenar relaciones inter-grupales agresivas, pérdida del consenso dentro del grupo,etc.

Las manifestaciones de agresión no se restringen a los grupos extremos. Muy al contrario, este tipo de comportamientos agresivos esta muy presente en las relaciones de grupos sociales que, en principio, no se definen por el uso de la violencia. La diferencia entre unos grupos y otros es el grado en que llegan a incapacitar a sus miembros para desarrollarse fuera del grupo.

DISTURBES1

Dinamicas intergrupales de agresión:

Las 3 tradiciones predominantes en el estudio de la agresión en las relaciones inter-grupales, señalan algunos de los mecanismos que habitualmente operan en las relaciones grupales agresivas. Estas 3 tradiciones son:

  • Desde la “teoría realista del conflicto” se ha señalado que las relaciones entre grupos marcadas por la competición del tipo “suma-cero” ( aquella en que para que uno gane el otro tiene que perder) y por los recursos valorados y escasos, desencadenan con mayor facilidad el rechazo, la hostilidad y la discriminación inter-grupal.
  • La teoria de la identidad social” sugiere también mecanismos del propio grupo y los de otros. Desde esta teoría no se predice que los mecanismos que sirven para producir cohesión grupal pueden en determinadas condiciones actuar como instrumentos de exclusión y agresión intergrupal. De esta forma, “el favoritismo endogrupal“, podría desencadenar manifestaciones mas agresivas de rechazo social hacia los “no miembros”. La primera de estas tendencias puede ser consecuencia de la simple categorización social; la segunda, puede ser consecuencia de la perdida de cohesión interna o de la perpepción de amenza a la identidad social del propio grupo.
  • La teoria de la comparacion Social” (Festinger, 1950) identifica los mecanismos y condiciones que pueden llevar a la manifestación de acciones colectivas violentas dirigidas a cambiar la situación social. Algunas de las principales aportaciones de esta perspectiva consiste en haber señalado el papel que pueden tener los sentimietnos de ilegitimad, injusticia y frustración en las manifestaciones de violencia. También, ponen de manifiesto que los mecanismo de comparación social adquieren una relevancia especial en situaciones en las que aparecen desigualdades sociales.

Los procesos de comparación sirven a la “teoría realista del conflicto” para predecir agresión societal cuando los miembros de una sociedad experimentan un desequilibrio entre sus necesidades o expectativas de metas y lo que consiguen.

Algunos autores piensan que la agresión societal comienza cuando se desencadena la “frustración sistemica“, que se refiere al descontento que produce este desequilibrio (Feirabend, 1972) y que puede llevar a la violencia sociopolítica. Otros autores hablan de “privación relativa“, para explicar las revueltas sociales que surgen cuando los miembros de una sociedad culpan al sistema politico del desajuste entre el bienestar que habían esperado, o que les parece minimamente aceptable, y el bienestar alcanzado (Gurr, 1970).

Son los procesos de comparacio n social los que, segñun la Teoría de la Identidad Social, estan en la base del desrrollo de una “identidad social inadecuada”.

+Factores Psicosociales de riesgo:

Con frecuencia, se identifica una constelación de factores instigadores de agresion que confluyen sobre una misma persona. Este tipo de situaciones somete a las personas a experiencias vitales relevantes para la agresión, pudiendo hablar de la existencia de autenticos faactores”psicosociales de riesgo o sindromes culturales de violencia (Triandis, 1996).

Algunos de los factores que con mayor frecuecnia confluyen se derivan de las primeras experiencias con la familia, por ejmplo, la incapacidad de los padres para desarrollar cinculos afectivos seguros con su hijos, etc o la exposicion a patrones de soialización que desarrollan un estilo frio. Es frecuente también que a estas circunstancias se añadan experiencias de violencia en la comunidad, en la propia familia o en la sociedad amplia.

La experiencia de la Violencia: 

La experiencia “directa” de la violencia:

Violencia

La exposición a un ambiente violento convierte al niño convierte al niño en una victima de la violencia en un doble sentido:

  • En primer lugar, por los efectos sobre su desarrollo emocional y psicosocial. Estas experiencias inciden en la manifestación de desordenes conductuales y emocionales, y afectan a su visión del mundo y de sí mismo, a sus ideas acerca del significado y el proposito de la vida, asus espectativas de felicidad futura y asu desarrollo moral (Ney, Fung, Wickett, 1994)
  • En segundo lugar, un ambiente violento, sea en la porpia familia, en la comundad o en el barrio del niño, compromete la capacidad de los padres para sitisfacer las necesidades de cuidado y apoyo.

Los efectos de las experiencia de violencia son diversos. En terminos fenerales, se ha encontrado que la hostilidad emcional entre los padres se relaciona positivamente con la conducta agresiva y antisocial de los hijos. Los niños que han sido agredidos fisicamente por sus padres, asaltan y agreden más a los cuidadores y a sus iguales que los niños abusados sexualmente o los niños rechazados o no abusados. Algunos estudios sugieren que estas conductas estan relacioneadas con el deseo de protegerse u prevenir futuros maltratos. (McCord, 1983).

La experiencia indirecta de violencia. La agresión observada en los medios de comunicación: 

Algunos estudios revelan que mas del 40% de los niños entre 6 y 10 años que se exponían con gran frecuencia a la violencia televisada, 15 años despues habian delinquido o cometido actos violentos

Existe cierto consenso por el que se considera que los “mass media” son producto de la vida y ademas actian sobre ella, promoviendo y difundiendo aspectos que regulan la vida de las personas y sus visiones del mundo. Se considera así que la televisión, el cine, la radio, la prensa escrita y, la comunicacion por internet, transmiten las normas, valorres y actitudes en la que estas acciones se fundamentan y que promueven este tipo de comportamientos.

El modelado, la imitacion y el    aprendizaje operante son herramientas útiles para explicar que la violencia presentada en los medios de comunicación puede promover el aprensizaje del comportamiento agresivos concretos y su puesta en practiva. Ademas, se ha propuesto que estas experiencias pueden reducir la reacción que, de otro modo, produciría la vision del sufrimiento de las victimas y de los actos violentos en si mísmos.

No se puede presuponer que los espectadores son receptores pasivos y uniformes. Numerosos estudios han puesto de manifiest que estos efectos se reduciran sustancialmente en función de la situación que rodea la exposición y en función del marco cultural en el que produzca. Se ha encontrado que, si durante la exposición de esta forma de violencia se enfatiza la naturaleza irreal o fictia de las imagenes, entonces se reduce considerablemente su efecto.

En definitiva, los resultado comentados sugieren, por un lado, que los medios de comunicacion pueden, en deeterminadas ocasiones, fomentar la violencia y las normas, valores y actitudes que la sustentan. Por otro lado, se ha puesto de manifiesto que esta forma de exponerse a la violencia afectará en mayor medida si el contexto y las caracteristicas de la cultura pormueven el uso de la violencia y la imitacion de las conductas presentadas.

 

*Introducción a la Psicología social. Edt. Sanz y Torres. Uned. Tema 9.

http://www.buenastareas.com/ensayos/Teor%C3%ADa-De-La-Privaci%C3%B3n-Relativa-y/1690143.html

http://www.ortegaygasset.edu/fog/ver/383/circunstancia/ano-i—numero-3—enero-2004/estados-de-la-cuestion/perspectivas-teoricas-en-el-estudio-de-los-movimientos-sociales

Antecedentes de la Agresión: Factores situacionales y del contexto.

A continuación nos centraremos en los antecedentes próximos de este tipo de comportamientos, y se presentaran resultados empíricos que describen sus efectos y la forma en la que operan.

+Factores procedentes del entorno físico. Estímulos físicos y ambientales como antecedentes de la agresión. 

Los antecedentes físicos y ambientales relacionados con la agresión son de naturaleza aversiva. Los mas estudiados son : el Ruido, la Temperatura ambiental extrema, el Hacinamiento y el Dolor. Son varios los aspectos que tienen en común estos factores ambientales instigadores de agresión: 

  1. Son algunos de sus aspectos subjetivos los que determinan su relación con la tendencia a agredir. La interpretación que la persona hace de los estímulos del contexto, es clave para entender su influencia en la conducta.
  2. Los mecanismos propuestos para explicar las relaciones entre estos factores ambientales y la tendencia a agredir son similares.

Respecto al Ruido, se ha encontrado que:

  • Es la imposibilidad de predecirlo y la falta de control sobre el lo que resulta mas estresante.
  • El ruido continuado tiene un efecto acumulativo que mina la tolerancia a la frustración, lo que a su vez se relaciona con la tendencia a reaccionar de forma agresiva. (Glass y Singer, 1972).

Respecto al Hacinamiento:

  • Es la experiencia subjetiva displacentera asociada a la densidad (es decir, el hacinamiento propiamente dicho), la variable que se asocia a la tendencia de agredir.
  • Los resultados también sugieren que el hacinamiento afecta más a los hombres que a las mujeres.

Respecto a la Temperatura:

  • El clima muy frío se relaciona con niveles menores de violencia (por ejemplo, Finlandia), Los climas cálidos se relacionan con los niveles mas altos de violencia, y los climas extremadamente calurosos (por ejemplo, Malasia) se relacionan con niveles moderadamente altos de violencia.
  • Los estudios de laboratorio con experimentos de agresión real muestran una relación no lineal. Baron y cols, encontraron una relación en forma de U invertida. Es decir, los mayores niveles de agresión se producían en condiciones moderadas de afecto negativo (provocación alta+temperatura moderada o provocación baja+temperatura extrema). Cuando el afecto es escasamente aversivo o extremadamente aversivo, la tendencia a agredir disminuye.

Respecto al Dolor:

  • El Dolor no solo se relaciona con la conducta agresiva sino que, cuando se tiene la oprotunidad de dañar, genera un mayor deseo de hacer daño incluso a aquellos que no son causantes directos del dolor (Berkowitz, Cochran y Embree, 1981).
  • El Dolor provoca emociones negativas asociadas a la agresión, como irritabilidad y cólera. Estas emociones son mayores cuando se anticipa a la persona, que va a ser sometida a una experiencia dolorosa (Berkowitz, 1983).

+Antecedentes Motivo-Emocionales:

La Frustración como antecedente de la Agresión: 

La Hipótesis de la Frustración“: Originalmente, Dollard, Doob, Miller, Mowrer y Sears (1939 postularon que la agresión siempre era consecuencia de la frustración y que la frustración llevaba necesariamente a la agresión. Según ellos, cualquier estimulo o acontecimiento que obstaculiza o bloquea la consecución de una meta genera frustración y esta frustración desencadenará inevitablemente una reacción agresiva.

Posteriormente Berkowitz, propone que la relación entre frustración y agresión es indirecta. Se plantea que la frustración desencadena una reacción emocional de cólera caracterizada por manifestaciones expresivo-motoras propias (como son: enrojecimiento, elevación de la tasa cardiaca, apretar los puños, gritar, atacar y otras), y que, mediante los procesos de condicionamiento clásico, esta reacción activa en la memoria el conjunto de cogniciones, experiencias pasadas y guiones de acción relevantes para la agresión (Berkowitz, 1983).

Cuadro 9.3. Principales implicaciones de la Frustración-Agresión: 

La hipótesis original de la frustración-agresión suponía una relación indirecta entre frustración y agresión, siendo la frustración el antecedente necesario para que se dé agresión y siendo la reacción inevitable ante la frustración.

La propuesta de la activación o arousal como mecanismo mediador entre frustración y agresión permite concebir la frustración como uno de los muchos factores que, de forma indirecta, favorecen la manifestación de agresión. Estos factores tendrían en común que aportan activación al organismo, lo que a su vez facilitaría la respuesta agresiva. La frustración no desencadena de forma inevitable una reacción agresiva, sino que la energía que aporta propiciaría que las tendencias de acción de cada persona tiendan a manifestarse. Cualquier estimulo activante o estresante y aversivo podría tener efectos similares a los que provoca la frustración.

Finalmente, la propuesta que afirma que el afecto negativo es un mecanismo mediador entre la frustración y la agresión remite a procesos de condicionamiento clásico, a través de los cuales se desencadena la respuesta físicas y motoras previamente asociadas a las emociones y cogniciones relevantes para la agresión.

Las emociones como antecedentes de la agresión:

Blanchard y colaboradores elaboraron en 1977 “el modelo del calculo emocionalde la agresión a partir de un mecanismo innato. La propuesta original de Blanchard y colaboradores sugiere que la acción de este mecanismo se de modulada por procesos cognitivos de distinto tipo que determinarán la manifestación de conductas agresivas o de huida. Si antes una situación que produce cólera, se llega a concluir que la agresión es una forma eficaz de alcanzar el objetivo  es probable que se llegue a agredir. Si ante una situación que desencadena miedo se anticipa el éxito mediante la huida, es probable que esta sea la reacción que desencadene, pero si, por el contrario, la huida no es posible, se propiciará en mayor media una conducta de ataque defensivo.

Desde esta perspectiva se sugiere que los afectos negativos, tales como la ira, la agitación, el estado de animo depresivo o la irritación, podrían instigar reacciones agresivas ante una provocación ( Berkowitz, 1983). Por otro lado, se ha propuesto también, que las emociones positivas, tales como la alegría o la empatía, podrían inhibir las tendencias agresivas (Myers, 1987).

Muchos estudios han puesto de manifiesto que la cólera esta estrechamente relacionada a la agresión afectiva o reactiva. La cólera (o la ira): es una emoción intensa que se caracteriza por el deseo o la motivacion para dañar y que puede instigar la agresión, al menos, a través de 5 vías.

En términos generales, se sugiere que existen ciertas emociones como la empatía, que inhiben la conducta agresiva. El mecanismo que explicaría esta relación seria la incompatibilidad entre estas emociones y las respuestas agresivas. Fesbach (1989) plantea que observar  las señales de malestar de victimas de agresión provoca malestar emocional empático en el observador (empatía paralela), lo que, a su vez, inhibirá las posteriores respuestas agresivas (instrumentales y hostiles) y facilitara las conductas de ayuda hacia otras victimas.

Controlar la Ira

Cuadro 9.4. Formas en que la Cólera ( o la Ira) afecta a la agresión

  • La Cólera reduce la inhibición de la agresión. La experiencia de la cólera puede inhibir los procesos re razonamiento y los juicios morales que ayudan a analizar e interpretar determinada situación.
  • La cólera hace mas persistente en el tiempo la intención agresiva, y aumenta el recuerdo de los eventos instigadores y del estado de activación que genero el estimulo original
  • La ira es utilizada como clave informativa, es decir, adquiere un valor informativo que es utilizado por el que la siente para identificar las causas, la culpabilidad y las posibles formas de respuesta. Será la experiencia de ira en si misma lo que ayudará a resolver la ambigüedad promoviendo interpretaciones hostiles.
  • La cólera “prima” o preactiva pensamientos agresivos, esquemas y conductas expresivo-motoras de agresión. Una vez primadas, estas estructuras de conocimiento orientan la atención hacia los estímulos relacionados con la ira, y son utilizadas para la interprestación de lo que ocurre y para la selección de respuestas agresivas ante la situación.
  • La cólera, aporta energía para la realización de conductas ya que aumenta los niveles de Arousal. Esto sugiere, que la energía derivada de la cólera promoverá con mayor probabilidad conductas expresivo-motoras de agresión.

*Introduccion a la Psicologia Social. Edt. Sanz y Torres. Tema 9. Uned.

“La Agresión” (desde punto de vista Psico-Social) (1)

Se entiende por Agresión cualquier forma de conducta dirigida a dañar o injuriar a otro ser vivo que está motivado a evitar tal trato (R. Baron y D. R. Richardson, 1997). Con esta definición se pretende excluir de este concepto aquellas conductas dirigidas hacia otros que puedan provocar algún daño pero que se realizan sin esa intención (ejemplo: daños en juegos infantiles, etc), por falta de intención o de previsión de consecuencias por parte de los mas fuertes. “La intención de hacer daño” es el elemento central de la definición de este tipo de comportamientos. Los intentos frustrados de difamar, difundiendo rumores o los intentos fallidos de aterrorizar, si serían también,  en este caso, considerados “casos de agresión”.

hombres-violentos

Las investigaciones sugieren diferenciar 2 tipos de agresiones en función de las dos metas más comunes: “La agresión afectiva u hostil” y “la agresión instrumental“.

  • La agresión afectiva u hostil: Se corresponde con las acciones cuyo fin último es provocar un daño. Se considera impulsiva, dirigida por la ira y sin que previamente se hayan anticipado consecuencia mas allá de la propia venganza. Es precedida de una investigación previa.
  • “La agresión instrumental: Se caracteriza por ser una agresión dirigida a conseguir algún objetivo o un fin que no es el daño en sí mismo. Se realiza tras anticipar consecuencias reforzantes o para evitar castigos. No precisa de estímulos instigadores previos y, en este sentido, se considera deliberada, racional y no guiada por la ira.

La agresión se puede caracterizar en función de diferentes parámetros, por ejemplo: la modalidad de respuesta (verbal o física), su visibilidad (abierta o encubierta), el tipo de daño que produce (fisico o psicológico), la frecuencia con la que ocurre (puntual o repetida), la duración de sus consecuencia (transitorias o duraderas) o los agentes implicado (individual, interpersonal o grupos/colectivos). 

Un termino relacionado con la agresión es el de “Violencia“. Este concepto se refiere a las formas extremas de agresión física. Concretamente se plantea que la violencia consiste en: inflingir fuerza intensa a seres vivos o propiedades con el propósito de destruirlos, castigarlos o controlarlos (Gee, 1995). Es, por tanto, un subtipo de agresión.

+Supuestos Básicos del análisis psicosocial de la Agresión:

Dos, son los supuestos de los que parte la Psicología Social en su estudio de la conducta agresiva. 

El primero de ellos es que: “el comportamiento agresivo es un comportamiento normal, que forma parte del repertorio de conductas habituales de las personas. Esto supone destacar que en ausencia de enfermedad, los seres humanos tienen la capacidad de responder agresivamente. Las modernas teorías que propugnan el “origen innato de la agresión” son esenciales para interpretar su valor adaptativo para el individuo y para la propia especie. La capacidad de comportarse agresivamente ha permitido a los seres vivos enfrentarse a situaciones de peligro que amenazaban la propia vida o la de sus semejantes. Las 3 perspectivas predominantes en su estudio son : la Psicologia Evolucionista, la Etología y la Sociobiología. Por otro lado, “las teorías “del impulso” y “las teorías biológicas” de la agresión incorporan en sus explicaciones los mecanismos motivacionales subyacentes a estos comportamientos. El primero tipo de teorías (impulso) señalan el “motivo de hacer daño” y el segundo, “el motivo de satisfacción inmediata“. “Las teorías del impulso”, consideran que: la motivación es una reacción a eventos del entorno (como los que provocan la frustracción y el dolor). “La teorías biológicas”, relacionan la motivación con los procesos de activación-inhibición asociados, a la acción de la dopamina, sobre la necesidad de satisfacción urgente, de la Serotonina, que inhibe la conducta. La perspectiva biológica ha propuesto otras teorías; no obstante, la evidencia empírica no ha conseguido corroborar sus predicciones. Este es el caso de “la hipotesis de los niveles de testoterona en sangre” (mayor frecuencia de  agresión cuanto mayor es el nivel). Las contribuciones realizadas desde “la perspectiva evolutiva” ofrecen una panorámica de la normalidad del comportamiento agresivo.  Sus estudios de campo ponen de manifiesto que están estrechamente unidas al desarrollo evolutivo.

Por otro lado, “el segundo supuesto” de la Psicología Social en el estudio de la conducta agresiva afirma que: la cultura regula el uso de la agresión en las relaciones interpersonales y sociales. Se  plantea así que los mecanismos innatos relacionados con la agresión están modulados por la cultura: la violencia se transmite culturalmente, de generación en generación y lo hace tanto de forma activa como pasiva, dotándola de significados, promocionando que sea mas o menos frecuente y que predominen unas formas concretas de agresión sobre otras; también modulará las condiciones para su ejercicio y la elaboración de expectativas sobre sus consecuencias.

Cuadro 9.1. Perspectiva evolutiva: La teoría de la madurez bio-social de la agresión 

Esta teoría sugiere que la agresión es una consecuencia conductual, de la adquisicion de nuevas habilidades físicas y sociales que permiten estas manifestaciones. Las consuctas agresicas, son fruto de la fuerza recién adquirida, de la creciente autonomía física y de la mayor independencia social. Estas adquisiones permiten al niño explorar con mayor eficacia el entorno físico y social, a la vez, que el niño de va enfrentando a nuevas experiencia social, que cuando no son positivas, son afrontadas de forma agresiva ( Nagin y Tremblay, 1999, 2002).

Según un meta-análisis  realizado por R.P. Rhoner en 1976, basado en 130 estudios, en el que se investigo la conducta agresiva en 101 sociedades, se encontró  que: la cultura era el predictor mas importante de la conducta agresiva. Ejemplo: El uso de la ironía se considera relativamente dañino en España, Polonia y Estados Unidos, y muy agresivo en Japón e Irán. En la cultura española (en comparación con países del norte de Europa) se reacciona con mayor intensidad a las amenazas al honor familiar.

Hay que destacar que, dentro de cada sociedad, la cultura no es completamente homogenea, sino que coexisten distintos códigos o normas de violencia. Considerando  lo innato y lo cultural, se comprende que la evolución y el desarrollo de las civilizaciones no hayan provocado en ningún caso la extinción de este tipo de conductas, sino una transformación de sus significados y manifestaciones. En concreto se ha ido progresando cada vez mas hacia un rechazo de la agresión y la violencia en la relaciones interpersonales y colectivas y se ha ido delegando en las instituciones el control de los procesos de violencia y los instrumentos disponibles para ello.

Cuadro 9.2. Subcultura de la Violencia y su articulación: 

La Subcultura de la violencia:

Este concepto se refiere a la existencia, dentro de determinadas sociedades, grupos, bandas o colectivos, de la condiciones, los códigos y las manifestaciones específicas bajo las que el uso de la violencia o la agresividad esta regulado legitimado o incluso ritualizado. Ejemplos: violencia de genero, la violencia entre bandas, y la participacion en grupos terroristas.

Actitudes hacia la agresión y la violencia:

La subcultura de la violencia se caracteriza por el desarrollo de actitudes que promueven la violencia y que articulan su práctica. Las actitudes relevantes para la agresión son de 3 tipos:

  • La actitudes pro-violencia que se relacionan con las creencias que justifican la agresión o las que culpabilizan a la victima.
  • Las actitudes de desprobación de la violencia“, que adoptan 2 formas: el rechazo de la conducta agresiva y la evaluacion negativa de los agresores.
  • Finalmente, están, “las actitudes pro-victima“, que son aquellas que reflejan empatía y apoyo hacia las victimas.

Los rituales compartidos en torno a la violencia o el miedo: 

La subcultura de la violencia recurre con frecuencia a los rituales de agresión, que consisten en una serie de conductas estereotipadas que se utilizan en ciertas condiciones y que ayudan a enfrentarse de manera experta a las dificultades de las situaciones. Están asociados a compartamientos grupales. Cumplen 2 funciones:

  • Dan seguridad para enfrentarse a los acontecimientos amenazantes y novedosos
  •  Ayudan a prevenir actos de agresividad descontrolada.

+Teorias Psicosociales

Teoria del Aprendizaje Social. Aprendizaje Vicario

La Teoría del aprendizaje social propone que la agresión, al igual que el resto de las conductas del repertorio de comportamientos de las personas, se adquiere, mantienen y se desarrollan según los principios del aprendizaje social.

Por observación es posible aprender el tipo de comportamientos apropiados en diferentes situaciones. Albert Bandura y Ross (1963) fueron pioneros en demostrar experimentalmente que el comportamiento agresivo se adquiere por aprendizaje social. Los procesos que explican estos resultados son dos:

  • Modelado“, responsable del aprendizaje de los comportamientos observados.
  •  “Imitación“, mecanismo por el que posteriormente se reproduce la conducta aprendida.

En el “Aprendizaje Vicario o por observación” ademas de las características del modelo, la simpatía que despierta y el estatus-poder que ostenta, favorecen la imitación de su conducta. Así, la intensidad o la cantidad de refuerzo que recibe el modelo (los beneficios que le proporciona su conducta) alienta el aprendizaje y su imitación. Por el contrario, las conductas agresivas que no van seguidas de consecuencias o, incluso, son castigadas, reducen la frecuencia de la agresión por parte del observador. En definitiva, cuanto mas positivas sean las consecuencia para el modelo, mayor probabilidad habrá de que el observador incorpore esa conducta y que las repitan en furas ocasiones.

Teoría de la Escalada de Violencia: 

Se entiende por “Escalada de Violencia“: la dinámica que se genera cuando, una vez se inician acciones agresivas o violentas, la parte afectada tiende a responder con violencia. La lógica que  subyace a esta tendencia es que las personas o grupos implicados consideran que la agresión o la amenaza de agresión puede actuar como un elemento que disuade al oponente de una agresión posterior. La evidencia confirma que esta pauta de relación lleva a un intercambio de agresiones sucesivas que tiende a aumentar en frecuencia e intensidad.

La “escalada de violencia” puede iniciarse bien a partir de una agresión aislada que es seguida de una respuesta agresiva de mayor intensidad, o bien, a partir de repetidas acciones de exclusión social y de humillación hacia una de la partes, que finalmente son respondidas con una violencia de gran intensidad.

La Espiral del Silencio: La Agresión Publica y silenciosamente tolerada

Este término fue acuñado por Elisabeth Noelle Neuman en 2003.

La Espiral o Conspiración del silencio, es el proceso por el que la no intervención y el silencio de los observadores de agresiones o de actos violentos, son interpretados como una señal de conformidad, de modo que lo que es solo la opinión de una parte, llega a ser considerado como una manifestación de aceptación generalizada.

Esta situación, cuando se produce de forma sostenida, dificulta cada vez más la expresión de posiciones contrarias a este tipo de acciones, y en este sentido promueve la violencia:

La victima pierde la esperanza de encontrar apoyo para evitar y defenderse del mal trato, los agresotes persisten en su conducta impunemente y los observadores van desarrollando diversas estrategias de afrontamiento, que pasan por evitar el verse comprometidos (evitan el contacto con la victima, hablar de lo ocurrido o hacer manifestaciones al respecto) y por dar señales pasivas o activas de simpatía hacia los agresores ( participar en diversa actividades con ellos y justican sus acciones, minimizando la gravedad de lo ocurrido).

*Introducción a la psicología Social. Edit Sanz y Torres. Uned. Tema 9.

http://es.wikipedia.org/wiki/Agresi%C3%B3n

La Conducta de “Ayuda”. (1)

+Historia del estudio de la conducta de Ayuda desde la Psicología Social:

En 1908 William MacDougall escribió un manual  introductorio de Psicología Social donde examinaba el impacto de las variables sociales en el comportamiento. Una de esa variables era “La Conducta Prosocial”. El afirmaba que dicho comportamiento se producía como consecuencia del instinto parental. Sin embargo, debido a la corriente dominante en aquella época que era “el conductismo“, la idea de una causa interna no observable, en este caso, no tuvo mucho eco, y no fue hasta los años 70 del siglo pasado cuando se comienza a escribir monografías sobre el tema, y hasta mediados de los 80, cuando el altruismo y la conducta de ayuda empezaron a aparecer como áreas de interés. 

People team

Murder of Kitty Genovese

Murder of Kitty Genovese (Photo credit: Wikipedia)

El hecho que hizo que la “Conducta de Ayuda” resultase atractiva, fue, “la muerte ,en 1964, de Kitty Genovese, que fue en momento en el cual se disparó el interés por el estudio de esta conducta. Este hecho llamo la atención de 2 psicólogos sociales, B. Latané y J.M. Darley, quienes comenzaron a investigar “el efecto del espectador“. Su principal objetivo era determinar cuando las personas ayudaban y cuando no lo hacían. Entre los años 70 y 80, el interés se centro en averiguar, “¿porque se ayuda?“.

+Conceptos: “Conducta Prosocial”, “Conducta de Ayuda”, “Altruismo” y “Cooperaccion”.

Conducta Prosocial: Es un termino general que se refiere a todos los compartamientos que benefician a los demás, gracias a los cuales la sociedad funciona mejor, por ejemplo: cumplir las normas o reciclar la basura.

La Conducta de Ayuda: Es cualquier acción que beneficia o mejora el bienestar de una o varia personas.

El Altruismo: es una acción que proporciona beneficios a otro sin la expectativa de recibir nada a cambio y cuyo fin ultimo es aumentar el bienestar de quien o quienes reciben ayuda. La motivación de la persona que realiza la ayuda se caracteriza por el énfasis en las necesidades del otro.

+3 Niveles de Análisis en el estudio de la conducta de Ayuda, La conduca Prosocial y el Altruismo.  

Los Orígenes de las tendencias prosociales en las personas

Las Teorías de la evolución:

Desde esta perspectiva para explicar porque las personas ayudan a los demás, son: “la seleccion de parentesco”,” el altruismo reciproco” y “la seleccion del grupo“. Las tendencias prosociales existen en los humano,s porque estamos geneticamente predispuestos a actuar prosocialmente, y por el éxito  que ha acompañado a las personas y grupos que han realizado este tipo de comportamientos.

La perspectiva de seleccion por parentesco” se basa en que lo realmente importante para la supervivencia de una especie es el éxito en la transmisión genética a los miembros de la generación siguiente. Por ejemplo, los padres que prefieren el bienestar de sus hijos antes que el propio tinen mayor probabilidad de que sus genes se conserven ya que sus hijos se encargarían de continuar la transmisión de esos génes. Estos se denomina “eficacia biológica inclusiva“. También existe la llamada “norma de responsabilidad social“, que significa que hay que ayudar a los que depende de nuestra ayuda. Es bastante probable que en tiempo de nuestros ancestros, haya sido adaptativo para la supervivencia y la propagación de los propios génes ayudar a un pariente directo como también a un miembro no emparentado del grupo, si esto suponía que el grupo sobreviviera y prosperara. Este es probablemente el origen de muchos principios o normas que regulan la conducta prosocial.                                                                                                                      En un estudio realizado por Burnstein, Crandall y Kitayama en 1994 con participante de dos culturas diferentes (japoneses y norteamericanos), los resultado, semejantes para ambas culturas, mostraron que en situaciones de vida o muerte ( cuando la eficacia biolígica inclusiva se ve reducida si muere el pariente) predominan los criterios de parentesco, mientras que en situaciones cotidianas de bajo riesgo la gente se rige por criterios de tipo moral y por normas sobre lo que es socialmente valorado.

Otro mecanismo propuesto desde la perspectiva evolucionista para explicar como ha podido evolucionar el comportamiento de ayuda es el “Altruismo Reciproco”, acuñado por R. Trivers en 1971, y en el cual se refiere a que un individuo puede tomar la decisión de ayudar a otro o no hacerlo bajo la previsión de que el otro le devuelva a el o a sus parientes la ayuda en un futuro. Este mecanismo esta intimamente relacionado con “la norma de reciprocidad”. Esta norma aplicada a este contexto prescribe que deberíamos ayudar a quienes nos ayudan. Esta norma, ademas de ser universal, también se produce en otras especie, como por ejemplo, los primates.

Un tercer mecanismo para explicar la evolución del comportamiento de ayuda es la “Selección de Grupo”. Cuando dos grupos compiten entre si, aquel que tenga mas personas dispuestas a sacrificarse por su grupo, o a cooperar entre sí, será capaz de quedar por encima de un grupo en el que predominen las personas egoístas.

La propuesta de considerar que las tendencias prosociales pasan de generación a generación vía génes tiene dos implicaciones. Primera, debería haber procesos fisiológicos o neurológicos que favorecieran que la conducta altruista tenga lugar. Y segunda, al menos algunos de los mecanismo que facilitan la conducta prosocial son heredados.

Bases Biológicas y genéticas de la conducta prosocial:

Desde esta perspectiva se asume que en la mayoría de las ocasiones no parece que las personas realicen la conducta prosocial reflexivamente, aunque sí existe un estado afectivo o emocional. Los acercamientos a la conducta prosocial desde esta perspectiva se han centrado sobre todo en un estado afectivo en particular, “La Empatía“.

La Empatía” como estado afectivo es la capacidad de experimentar las mismas emociones que otra persona a la que se esta observando. La empatía aparece en los humanos desde la mas temprana infancia, lo cual llevaría a pensar que es algo innato.           S.D. Preston y F.B.M de Wall elaboraron en 2002 “el modelo de percepción-acción” para tratar de explicar la empatía desde el punto de vista de la Neuroanatomía. Según este modelo: Si una persona presta atención al estado emocional de otra, se activa en su cerebro una representación de dicho estado emocional que genera una respuesta asociada a el.                                                                                            El beneficio biológico de ayudar a familiares y amigos sería el resultado de una organización enormemente adaptativa de su sistema nervioso que les predisponga a experimentar empatía y a realizar conductas prosociales. Se ha localizado en la corteza cerebral un grupo de neuronas con la capacidad de descargar impulsos, cuando una persona observa a otra realizar un movimiento, como cuando es el propio individuo quien lo hace. A estas Neuronas se las ha denominado “neuronas espejo” y forman parte de un sistema de “percepción/accion”.

Existen también algunas variables que influyen en el desarrollo de la conducta de ayuda (pag 291. Cuadro 8.2):

En el desarrollo de la conducta prosocial intervienen en general 3 procesos: La maduración socio-cognitiva, la socialización y el aprendizaje a través de la interacción con los iguales.

La socialización y el aprendizaje enseñan al niño los beneficios del comportamiento prosocial y, una vez que lo ha aprendido, actuará prosocialmente sin necesidad de recompensas externas o indicaciones expresas de los adultos. El actuar de forma prosocial repetidas veces puede hacer que los niños lleguen a atribuirlo a que son altruistas.

En resumen, aunque nacemos con una predisposición a sentir empatía hacia los demás, esa tendencia no se traduce en conducta altruista de forma automatica, sino que son necesarios procesos madurativos y experiencia.

La Conducta de Ayuda Interpesonal:

¿Por qué ayudamos a los demás?: 

Principalmente se ha destacado 3 mecanismos explicativos:  “El aprendizaje”, “los valores morales sociales y personales” y “la activación o la emoción”:  

  • Aprendizaje: Las personas aprenden a ayudar por los “principios de esfuerzo y el modelado“. Según el principio de refuerzo, aprenderemos a ayudar si somos recompensados por ello. Simplemente diciendo “gracias”, aumentamos la probabilidad de que la persona que ha realizado el comportamiento de ayuda vuelva a ayudar. También, a través de este proceso se aprenden conductas agresivas.
  • En lo referente a “los Valores Morales Sociales y Personales”, normas tales como la responsbilidad social y la reciprocidad u otras de caracter mas personal, como por ejemplo, ayudar como un medio para mantener una imagen positiva de uno mismo,etc, pueden ser motivos suficientes para ayudar. Esta perspectiva postula que hay unas normas que tenemos interiorizadas y que nos dictan cuando deberíamos ayudar a una persona. Desde este enfoque, los factores sociales son mas importantes que los biológicos para explicar el comportamiento prosocial. S.H. Schwatz (1977) sugiere que las personas construyen las normas para situaciones especificas, que podrían ser diferentes en el mismo individuo en distintas situaciones. Schhwartz y Howard (1981) proponen su “Modelo Procesal de Altruismo“, con 5 pasos:
  1. Atención: La persona se da cuenta de que alguien necesita ayuda, se selecciona una accion altruista y el individuo se autoatribuye la competencia necesaria para llevarla a cabo.
  2. Motivación: El individuo se construye una norma personal y se genera el deber moral de ayudar.
  3. Evaluación: la persona compara los costes y los beneficios de ayudar.
  4. Defensa: La persona puede hacer una evaluación anticipada de que sucedería si no toma la decisión de ayudar, lo cual obviamente reduce la probabilidad de hacerlo.
  5. Conducta: Es el resultado de la decisión final, en la cual puede influir un “efecto boomerang”, por el cual las personas con gran probabilidad de comportamiento altruista no ayudaran si piensan que intentan aprovecharse de ellos.                                           Ademas de estas normas morales sociales y personales, la gente también se guía por “normas de Justicia Social”. Una de la principales es la “Equidad“: Dos personas que hacen una misma contribución deberían tener la misma recompensa. Para algunos autores la Norma de responsabilidad Social ( debemos ayudar a quienes dependen de nuestra ayuda), no es universal. Bontempo, Lobel y Triandis (1990)en un estudio, encontraron que no había diferencia en cuanto a la intención de ayudar entre una muestra de estudiantes nortemericanos ( cultura individualista) y otra de estudiantes brasileños (cultura colectivista).
  • El tercero de los mecanismos para explicar porque ayudamos, es decir, “La Activacion y la Emocion”. Cuando las emociones se activan, las personas pueden ayudar a los demás, pero pueden hacerlo por dos motivos distintos: por “motivación Egoista” y por “motivación Altruista“.                                                                                                                                                                                                          El principal defensor del primer argumento (Egoista) es Robert Cialdini y del segundo (Altruista)es Daniel Batson. El equipo de Cialdini propuso el “Modelo del Alivio del Estado Negativo” en 1982. Según este modelo, las personas ayudan para obtener un premio, evitar un castigo, o librarse de un estado emocional negativo. Cuando se experimenta sentimientos de culpa o tristeza el individuo se siente motivado a reducir su propio estado emocional negativo. Una forma es ayudando si cree que eso le hará sentirse mejor, pero si encuentra otra posibilidad para reducir ese malestar , no lo hará. Sin embargo, parece consistentemente probado que la preocupación empática produce un comportamiento de ayuda motivado altruistamente.  La Empatia es la capacidad que consiste en inferir los pensamientos y sentimientos de otros. También se ha definido como una habilidad social que permite a la persona anticiparse a lo que otras personas piensan y sienten, para poder comprende y experimentar si punto de vista. Existen 2 tipos de Empatía: “Cognitiva” y “Emocional“.                                                                              La Cognitiva: se refiere a tomar la perspectiva de la otra persona, es decir, ponerse en su lugar.                                                             La Emocional: tiene 2 variantes y consiste en experimentar las mismas respuestas emocionales que experimente la otra persona ( Empatia Paralela“) o reaccionar emocionalmente ante las experiencias que esa otra persona esta viviendo (“La empatía Reactiva”). La “Cognitiva” se conoce como Empatia, tal y como la conocemos, y la Emocional”, se conoce como, “Simpatía“. Una de las ventajas de la Empatía es que se puede entrenar a las personas para que la sientan a través de ejercicios de “role-playing“. Lo que se hace es utilizar unas instrucciones para que el sujeto empatice con algunas personas. ejemplo: Tratar de ponerse en el lugar de la otra persona, sentir lo que siente ella, etc.

En resumen, en las explicaciones de porqué la gente ayuda a otros se combinan factores de tipo emocional y cognitivo. El aprendizaje de las normas sociales nos hace esperar determinadas recompensas o castigos sociales por actuar de manera prosocial o dejar de hacerlo. Por otra parte, las normas personales nos hacen experimentar una activación emocional desagradable cuando actuamos de acuerdo con nuestros criterios de responsabilidad y obligación de ayudar a otros. En cuanto a los factores emocionales, su efecto motivador de la ayuda depende de como se interprete la activación fisiológica que se siente en un determinado momento. Si se trata de emociones negativas ( ira, desprecio,etc) la motivación es de no ayudar. Si son negativas como la tristeza, culpabilidad, inquietud, la motivación es egoista y la conducta de ayuda tiene el fin de reducir el malestar emocional. Si la persona interpreta su activación como procupación empática, la motivaciones altruista y la conducta de ayuda tiene la finalidad de reducir el malestar de quien la recibe.

*Introducción a la Psicología Social. Edt. sanz y Torres. Uned. Tema 8. Pags 285-296.

http://news.psykia.com/sites/default/files/uned/Resumen%20PSICOLOGIA%20SOCIAL%20Temas%208-14.pdf

http://www.psicologia-online.com/pir/altruismo-y-conductas-de-ayuda.html

Que son las Actitudes?

En terminos formales, una Actitud es una tendencia psicológica expresada evaluando un “ente” determinado con cierto grado de favorabilidad o desfavorabilidad. Las actitudes se refieren siempre a un “ente determinado”, es decir, “un objeto de actitud”. Los objetos de actitud pueden ser concretos ( las rosas, el museo del prado), abstractos (la libertad, la igualdad), ideas y opiniones (socialismo, pena de muerte), conductas ( uso del preservativo, reciclaje de objetos), personas ( el presidente de un país) o grupos ( los homosexuales, los vascos, los andaluces).

Las actitudes pueden basarse en creencias y conocimientos (componente cognitivo), en sentimientos y emociones  (componente afectivo) o en las experiencia de comportamientos anteriores ( componente conductual). Cada uno de estos componentes puede constituir la estructura que da origen a una determinada actitud, favorable o desfavorable, hacia un objeto.

Estos 3 tipos de componentes (creencias, emociones y conductas), no estan ni necesariamente unidos ni necesariamente separados. No obstante las actitudes pueden consistir en componentes unicamente cognitivos o afectivos, etc. El conjunto de valoraciones que se hace de un objeto constituyen la evaluación final que hemos definido como actitud.

La estructura que da origen a una determinada”actitud”, es la integración de la evaluaciones basadas en uno, dos o tres de sus componentes. Cuando los elementos de uno de los componentes, o los componentes entre sí, no son consistentes en evaluación, las actitudes son “ambivalentes” (ambivalencia actitudinal hacia objetos que tienen aspectos positivos y negativos, creencias favorables y desfavorables, asi como, comportamientos contradictorios).

Una cosa importante  es que no hay que confundir la actitud, con los componentes en los que se basa. La “actitud” es un constructo psicologico no observable, de caracter evaluativo, que media entre un objeto y las respuestas que la persona da ante ese objeto..Llamamos “actitud” a una experiencia psicológica, en relación con un objeto, que influye en la reacciones y conductas de la persona ante ese objeto. Por eso, las actitudes se deducen o extraen a partir de su expresión en forma de respuestas que se dan al objeto de actitud. Estas respuestas pueden ser: Cognitivas, Afectivas y Conductuales.

La magnitud de una actitud depende de su valencia y de su intensidad. La evaluación tiene una “valencia”: positiva o negativa. En la actitud, “la intensidad” representa el grado o extremosidad de esa valencia. La “intensidad” o fuerza de una actitud depende de las siguientes variable:

a) importancia de la actitud para esa persona. b) intensidad o extremosidad de su evalución. c) conocimiento del objeto de actitud.

d) accesibilidad de la actitud (facilidad de activación de la actitud en la mente de la persona).

Cuanto mas intensa es una actitud más persistente es en el tiempo, mas resistente es al cambio y mas influyente es en la conducta.

Como se puede medir una actitud?. No existe un método ideal, pero  si existen diferentes técnicas que deben elegirse y adecuarse al tipo de actitudes que se desean medir y a la población sobre la que se realiza la investigación. La “medida” se puede clasificar en 2 grandes bloques: explicitas / implícitas. “Explicitas” son cuando se pregunta directamente a las personas. “Implicita” es cuando se estudian directamente respuestas que se piensa que están asociadas a esas actitudes.

“Medidas Explicitas”: Habitualmente, las actitudes se han medido mediante procedimientos de”autoinforme”, en los cuales se ha elaborado cuestionarios basados en escalas de diferentes características. Una de las mas utilizadas frecentemene son las de “tipo Likert“: la persona manifiesta si grado de acuerdo o de oposición con una serie de enunciados que recojen distintos factores o dimensiones que las personas podrían tener en cuenta al evaluar el objeto de actitud, y esa medida de actitud, se obtiene a partir de la suma de todos lo items. Otro tipo de escala es el “diferencial Semántico”, que consiste en una serie de escala bipolares definidas por 2 carectiristicas opuestas, una positiva y otra negativa, en las que se pide a la persona que evalúe el objeto de actitud señalando el punto de la escala con el que lo asocia a lo largo del continuo, mas o menos positivo.

“Medidas Implicitas”: Para medir temas como son los relacionados con estereotipos, prejuicio o discriminación hacia grupos sociales, se emplean procedimientos que impiden que los sujetos sean conscientes del objetivo de medida. Algunas evaluaciones se expresan automaticamente. Aquí las actitudes son denominadas “implícitas”, porque no somos capaces de identificar la relación entre nuestra actitud y la respuesta que damos al objeto de actitud. Entre este tipo de medidas (las Implícitas) se incluyen las siguientes: a) observacion de conductas no verbales (postura del cuerpo, contacto ocular), b) Medidas fisiológicas (conductividad de la piel, electromiograma facial, c) Medidas basadas en la latencia, en las que se comprueba la actitud hacia un estímulo a través de la velocidad con la que se realizan una serie de asociaciones.  En estas medidas se destacan 2 procedimientos, el “Priming” y el Test de Asociaciones Implicitas ( IAT).   El Paradigma de Activacion o “Priming”, consiste, basicamente, en la exposición al objetos de actitud en la pantalla de un ordenador durante unas fracciones de segundo y, seguidamente, se presenta un conjunto de palabras de contenido evaluativo. La tarea de los sujetos consiste en contestar tan rápido como les sea posible, si el contenido de los objetos es bueno o malo. El objetivo del “priming“, es comprobar si el objeto de actitud y cada una de las evaluaciones encajan bien o mal. El Test de Asociación Implicita, se basa en la existencia de una evaluación automática de los estímulos que se refleja en los tiempos de reacción. Este procedimiento mide la diferente asociación automática entre dos conceptos (personas marroquies vs españolas). El procedimiento consiste en clasificar las palabras que aparecen en el centro de una pantalla de ordenador como pertenecientes a dos categorias: bueno o malo. Los pacientes tienen la instruccionde responder lo mas rápido posible con la mano derecha en una tecla del ordenador, si se trata de una categoría, o con la mano izquierda si se trata de la categoria opuesta. Y todo esto se desarrolla en varias etapas o bloques. Y así, se llegaría a los dos bloques de los que se extrae la medida: a)  con una mano, se medirá la asociación español-bueno vs marroquí-malo, b) en el otro bloque, ( con la misma mano) la tarea consistirá en clasificar con la misma mano la asociación marroqui-bueno y español-malo.  (Para una persona con prejuicios, será mas fácil responder rapidamente a la asociación marroquí malo/español-bueno. (La correlación entre actitudes explicitas e implícitas no se ha encontrado siempre).  Para algunos autores, las “medidas Implicitas”  recogen asociaciones automáticas que son frecuentes en un determinado ambiente social y que pueden ser inconscientes y estar culturalmente determinadas, sin que las personas respondan ante el objeto de actitud de acuerdo  con esas asociaciones cuando tienen la oportunidad de pensar sus respuestas.

 

*I. a la Psicologia Social. Edt. Sanz y Torres. Uned (tema 5)

GEMMA PALLÀS

Aconsegueix seguretat i confiança per superar totes les teves pors.

Psicología útil en red…

"Como ves el futuro, determina como vives el presente"

Café La Flauta Mágica

Una actividad diferente para cada día

TODOPODEROSO

Sólo soy un humilde puto amo

Leadership Freak

Empowering Leaders 300 Words at a Time

Psicovalencia

Un blog creado para compartir recursos, herramientas, ideas, opiniones....

Inteligencia emocional y otras habilidades

Un blog para la gente que ha despertado y que desea conocerse a sí misma, así como mejorar cada día en la gestión emocional y afectiva.

Psicoanálisis y Cultura Moderna

Psicoanálisis, Poesía, Cultura, Noticias Grupo Cero

Un lugar en el viento

Un paraje donde pensar y sentir.

The Hardest Science

A psychology blog. Thoughts about the mind, science, society, and whatever else.

espacioparaelsilencio

Un espacio para libre pensadores, un silencio para libre sentidores.

Cuaderno de Cultura Científica

Nueva dirección: culturacientifica.com

La Salamanquesa

Visitanos en www.esasalamanquesa.net

Psicoteca Blog

Blog de psicología científica en castellano - Tercera Etapa

psy'n'thesis

investigación & nuevas ideas en psicología