La interpretación de los sueños: Que significan? ( artículo web)

suencc83os

Los sueños pueden ser misteriosos, pero entender el significado de nuestros sueños puede ser claramente desconcertante. El contenido de nuestros sueños puede desplazarse rapidamente, presentando elementos bizarros o aterrarnos con terrorificas imágenes. El hecho de que los sueños puedan ser muy ricos y convincentes es lo que hace creer que debe haber algún significado para nuestros ellos.

Mientras muchas teorías existen para explicar porque soñamos, nadie todavía entiende completamente su propósito, y mucho menos como interpretar el significado de los sueños. De hecho algunos prominentes investigadores como  G. William Domhoff  sugiere que los sueños sirven para un propósito no real.

De acuerdo con Domhoff: “el significado” esta relacionado con la coherencia y con las relaciones sistemáticas de otras variables, y en tal sentido los sueños podrían tener significado. Es mas, ellos son muy reveladores de lo que hay en tu mente. Hemos mostrado que  de 75 a 100 de las personas nos proporciona un buen retrato psicológico de ese  individuo. Da nos 1000 sueños a lo largo de las dos ultimas décadas y nosotros podemos darte el perfil de la mente de una persona, que es casi tan preciso e individualizado como su huella digital.

Freud: Los sueños como el camino a la mente inconsciente.

En su libro “la interpretación de los sueños” esta asociado al deseo de satisfacción o realización. Freud creyó que el contenido manifiesto de un sueño o realmente de las imagines y eventos,  sirven para disfrazar el contenido latente o los deseos inconscientes del soñador. Freud ademas describió 4 elementos de este proceso al que se refirió como “exploración del sueño” (dream work):

  • Condensación: Muchas ideas y conceptos diferentes son representados dentro del periodo de un sueño individual. La información es condensada dentro de un pensamiento individual o imagen.
  • Desplazamiento: Este elemento de la “exploración del sueño” disfraza el significado emocional  del latente contenido por la confusión importante y las insignificantes partes del sueño.
  • Simbolización: Esta operación ademas censura la represión de ideas contenidas por incluir objetos  que tienen la finalidad de simbolizar el latente contenido del sueño.
  • Revision secundaria: Durante la etapa final del proceso del sueño, Freud sugirió que los elementos bizarros del sueño son organizados en orden a hacer el sueño  comprensible,  generando de este modo, el contenido manifiesto del sueño.

Jung: Arquetipos en el inconsciente colectivo:

Mientras Carl Jung compartió cosas en común con Freud. El sintió que los sueños eran mas que una expresión de los deseos reprimidos. .Jung sugirió que los sueños revelaban el inconsciente personal y colectivo y creyó que esos sueños servían para compensar las partes de la mente (psyque) no desarrollada durante la vigilia. Sin embargo, en contradicción con la afirmación de Jung, descubrimientos realizados por Hall posteriormente, revelaron que la característica que la gente exhibe mientras ellos están despiertos son los mismos que ellos expresan en los sueños.

Jung ademas sugirió que los arquetipos tales como “el alma”(the anima), “las sombras” y “la energia” (animus: animosidad), son a menudo representados en el sueño por elementos simbólicos y figuras. Estos símbolos, el creyó, representan actitudes que son reprimidas por la mente consciente. A diferencia de Freud, quien a menudo sugirió que los símbolos específicos representan  pensamientos inconscientes específicos, Jung creyó que los sueños pueden ser altamente personales y que la interpretación de esos sueños implica saber mucho acerca de los sueños individuales.

Hall: Sueños como  un proceso cognitivo.

Calvin S. Hall propuso que los sueños son parte de un proceso cognitivo en el cual los sueños sirven como “concepciones” de elementos de nuestras vidas personales. Hall busco temas y patrones para analizar cientos de sueños de participantes, creando un sistema de codificación cuantitativo que dividía el contenido de los sueños entorno a unas categorías.

De acuerdo con la teoría de Hall, la interpretación de los sueños requiere conocimiento:

  • de las acciones del soñador en el ámbito del sueño
  • los objetos y figuras en el sueño
  • la interacción entre el soñador y las características en el sueño
  • la configuración, transición y resultado.

La aspiración final de esta “interpretación de los sueños” no es entender el sueño, sin embargo, si entender al soñador.

Domhoff: Los  sueños como reflejo que la Vigilia.

G. William Domhoff  es un prominente investigador del sueño el cual estudio junto con Calvin Hall en la Universidad de Miami. En estudios a gran escala sobre el contenido de los sueños, Domhoff ha encontrado que los sueños reflejan los pensamiento y preocupaciones de la vigilia de un soñador. Domhoff sugiere un modelo neurocognitivo del sueño  en el cual el proceso de sonar resulta  del proceso neurológico y del sistema de esquemas. El contenido del sueño, el sugiere, resulta de estos procesos cognitivos

La divulgación de “la intepretación del sueño”.

Desde 1970 la intepretación del sueño ha tenido un incremento popular gracias al trabajo de autores como Ann Faraday, En libros como “The Dream GameFaraday describe técnicas e ideas que cualquier puede usar para interpretar su propios sueños. Hoy, los consumidores pueden adquirir una amplia variedad de libros que ofrecen  diccionarios del sueño, manuales de símbolos y consejos para la interpretación y el entendimiento de los sueños. Las investigaciones sobre el sueño  continuaran para aumentar y generar interés de la gente interesada en conocer el significado de sus sueños. Sin embargo, el experto en sueño G. William Domhoff recomienda que ” a no ser que encuentres tu sueños divertidos, intelectualmente interesantes o artisticamente inspiradores, te sentirás libre para olvidar tus sueños”. Otros como  Cartwright y Kaszniak proponen que la interpretación de los sueño puede que en realidad revele mas acerca de la interpretación mas que el sueño mismo.

“A dream is a work of art which requires of the dreamer no particular talent, special training, or technical competence. Dreaming is a creative enterprise in which all may and most do participate.” – Clark S. Hall

*Traducción: Fran Lebon.

References

Domhoff, G.W. (n.d.). The “purpose” of dreaming. http://www.dreamresearch.net

Freud, S. (1900). The Interpretation of Dreams.

Jung, Carl (1966). “The Practical Use of Dream-analysis.” The Practice of Psychotherapy: Essays on the Psychology of Transference.

Hall, C. S. (1953). A cognitive theory of dreams. The Journal of General Psychology, 49, 273-282.

Domhoff, G.W. (2002). “Toward a Neurocognitive Model of Dreams.” The Scientific Study of Dreams.

Domhoff, G.W. (1996). Finding meaning in dreams: A quantitative approach. New York and London: Plenum Press.

Cartwright R.D. & Kaszniak, A. (1991). The social psychology of dream reporting. In S.J. Ellman & J.S. Antrobus (Eds.), The mind in sleep: Psychology and psychophysiology, (2nd ed.). New York: Wiley.

http://psychology.about.com/od/statesofconsciousness/p/dream-interpret.htm

 

 

¿Por qué nos gusta escuchar música triste? (artículo web)

 

La tristeza es una emoción básica, todos nosotros, sin excepción la hemos experimentado alguna vez, la podemos estar sufriendo ahora o con seguridad la experimentaremos en el futuro. Es la emoción que quizás, junto con el miedo, mástratamos de evitar. La que más nos perturba o nos duele. Entonces, ¿por qué escuchamos música triste si evoca tristeza? Parece una contradicción, el hecho de que nos guste la música triste, si esta provoca en nosotros una de las emociones que más tratamos de evitar en nuestra vida cotidiana.

Musicólogos y filósofos ya se habían percatado hace tiempo de esta tendencia, aparentemente contradictoria del ser humano. La música triste puede producirnos emociones intensas, pero el tipo de tristeza provocada por esta música parece tener un efecto agradable en nosotros, un regusto placentero.  En el siglo III a.c Aristóteles introducía la famosa idea de la catarsis, entendida como una suerte de purificación emocional y mental producida por la vivencia de la tragedia griega. Posteriormente el término fue adaptado por Josef Breuer y Sigmund Freud, padres del psicoanálisis, llamando método catártico al trabajo terapéutico centrado en la expresión o rememoración de una emoción o recuerdo reprimido, lo que generaría un “desbloqueo” que supuestamente haría mejorar al paciente.

Al hilo de esta explicación podríamos decir que experimentar una emoción negativa o desagradable a través de la música, el cine o el teatro de alguna manera nos purga de ella. Pero, ¿existe algún estudio que respalde esta hipótesis?, ¿y si a pesar de su aparente similitud, la tristeza relacionada al ámbito de la apreciación artística no fuera la misma que la tristeza experimentada en nuestra vida cotidiana?

En un estudio publicado en la revista Frontiers in Psychology  los investigadores se preguntaron ¿Es posible que la música triste nos provoque emociones positivas? Esta aparente contradicción podría explicar muchas cosas así que consiguieron dividir  “la emoción musical” en dos dimensiones emocionales distintas: la “emoción sentida” que podríamos definir como aquella que provoca la música en el oyente y “la emoción percibida” la que el oyente cree  que la música quiere expresarle. La hipótesis de partida es que la emoción percibida no coincide con la sentida, la música triste se percibe como tal pero la experiencia de escuchar dicha música puede evocar emociones positivas.

MúsicaEl estudio es interesante, lo comentaré brevemente. Se pidió a 44 participantes que escucharan 3 fragmentos musicales de unos 30 segundos cada uno. Los extractos fueron “La Séparation” de Mikhail Glinka (fa menor) , “Sur Mer” de Félix Blumenfeld (sol menor) y el “Allegro de Concerto” de Enrique Granados (do sostenido mayor). Se eligieron estas partituras por dos motivos distintos: Primero, la tonalidad menor, ya que está comúnmente asociada a la música triste, y segundo que son piezas no muy conocidas por el público general por lo que se evita la posible interferencia de recuerdos personales asociadas a la misma.

Lo que hicieron fue que los participantes escucharan un fragmento de una pieza musical y luego respondieran a la pregunta: “¿Cómo se ha sentido al escuchar esta música ?” Luego volvían a escuchar la pieza pero en una versión más “alegre”, es decir , cambiando a tonos mayores, y se les pedía que respondieran a la misma pregunta. Después volvía a escuchar la pieza en las versiones tanto “tristes” como “alegres”, a la vez que respondía a preguntas acerca de cómo cree que otros oyentes podrían percibir esta música: “¿Cómo podría otra persona sentirse al escuchar esta música?”

Las respuestas se clasificaron en 62 emociones previamente descriptivas que iban de, por ejemplo, feliz a triste, de activa a solemne, de heroica a nostálgica y también se puntuó su intensidad mediante una escala de 0 (nada) a 4 (mucho). Los resultados comprobaron que las emociones que sentían no se correspondían exactamente con las que percibían, las que creían que la música quería transmitir. A pesar de que una música triste se perciba y se sienta como “trágica” (p. ej., sombría, meditativa o miserable), los oyentes en realidad no la sentían con tanta intensidad como la percibían. Es más, cuando escuchaban música triste, los oyentes también sentían más emociones clasificadas como “románticas” (p. ej., fascinado, querido o enamorado) y  “alegres ” (p. ej., contento, animado o con ganas de bailar ) de las que percibían.

Ocurrió lo mismo con la música alegre, las emociones alegres percibidas fueron más valoradas que las sentidas. En general, parece que las emociones percibidas tienden a valorarse más que las emociones sentidas. Al escuchar música triste parece que se produce una “separación” entre los dos tipos de emociones, sentidas y percibidas. Pero, ¿cómo se explica este fenómeno?

En nuestro día a día experimentamos emociones que tienen una conexión directa con un objeto, persona o situación que la produce, existe una atribución directa. Lo que experimentamos cuando escuchamos música triste, o vemos una película triste, o leemos una novela triste, son“emociones vicarias”. No hay un objeto o situación que provoque la emoción directamente. En lugar de esto, la vivencia emocional se hace a través de las experiencias de otras personas inducidas mediante música, película o novela. Estas emociones vicarias vividas por el sujeto están libres del condicionamiento directo a la experiencia desagradable que las produjeron, pero presentan cierto grado de similitud con las que resultarían de la experiencia directa.

Este estudio pone de relieve la necesidad de profundizar más en el conocimiento de las emociones vicarias y como esto nos ayudaría a entender mejor fenómenos emocionales complejos como nuestra sensibilidad a necesidades o amenazas más allá de las palpables o reales. Entender que cuando nos emocionamos por la belleza de una canción, triste o no, experimentamos un aspecto muy profundo de nuestro ser emocional que remueve nuestras experiencias, vivencias, conceptos e ideas sobre el significado y la importancia de esa experiencia artística, pero sobre todo, sobre nosotros mismos como seres humanos.

Sergio García Morilla. Psico·Salud

Centro de Asistencia Psicológica

http://www.psicosaludtenerife.com/por-que-nos-gusta-escuchar-musica-triste/

FREUD y el Psicoanálisis: “La psicología del inconsciente” (3)

+El PSICOANÁLISIS CLÁSICO: 1900-1919

La obra fundacional: “La Interpretación de los Sueños (1900).  

Freud consideraba “la interpretación de los sueños como su obra maestra. “El secreto revelado” que Freud valoraba tanto, era el de que los sueños no son una serie de experiencias sin sentido, sino que constituyen “la via regia hacia el inconsciente”: un indicio de los más recónditos recovecos de la personalidad. La mayoría de los pensadores, entre ellos Wundt, concedían poca importancia a los sueños. Freud consideraba los sueños como afirmaciones simbólicas de una realidad inalcanzable a la experiencia durante la vigilia.

La tesis de Freud era que todos llevamos en nuestro interior deseos reprimidos que intentan constantemente lograr el acceso al control de la conducta. Cuando dormimos, la conciencia enmudece y la represión se debilita. Si nuestros deseos reprimidos consiguieran escapar completamente a la represión, nos despertaríamos y recuperaríamos el control. Los sueños son un compromiso que nos permite dormir, ya que son expresiones alucinatorias y disfrazadas de las ideas reprimidas.

Freud afirmaba que todos los sueños son realizaciones de deseos, es decir, una expresión disfrazada de deseos inconscientes. Los sueño y la Histeria tienen el mismo origen, porque ambos son representaciones simbólicas de deseos reprimidos y ambos pueden entenderse descubriendo sus fuentes.

La teoría de los sueños de Freud también proporcionó un modelo general de la mente como un sistema de diversas capas en el que el inconsciente da forma al pensamiento y a la conducta. Según el psicoanálisis, los sueños nunca son lo que parecen porque están motivados por bajos e indecentes deseos agresivos y sexuales.

La Teoría Clásica de la Motivación: “Tres ensayos sobre la Teoria  sexual” (1905).

Sigmund Freud

Freud no hizo públicas sus ideas sobre la sexualidad infantil y el complejo de Edipo hasta 1905. Se puede observar realmente, lo increiblemente limitada que era la concepción de la motivación humana de Freud. Freud aseguraba que el ser humano no tenía motivos que no compartiera con los animales, y su lista de motivos animales era muy breve: Sexo, Hambre, Sed y Defensa Propia. Posteriormente añadió la Agresión, pero en los “Tres ensayos” el sexo ocupaba el ligar central y predominante.

En su primer ensayo, Freud sostiene dos tesis sobre las aberraciones sexuales. En primer lugar, “no cabe duda de que hay algo innato en la perversiones, pero es algo innato para todos”. Lo que la sociedad denomina “perverso” es solo el desarrollo de una de los componentes del instinto sexual. La segunda tesis, era que “la neurosis son, el negativo de las perversiones”. Es decir, todas las neurosis tienen una base sexual y surgen de la incapacidad del paciente para manejar algún aspecto de su sexualidad. El neurótico en vez de perversiones o una sexualidad sana, tiene síntomas.

En el segundo ensayo, Freud exponía por fin al mundo sus ideas sobre la sexualidad infantil y el concepto de Edipo que había desarrollado durante el episodio del error de la teoría de la seducción.

En el último ensayo, Freud pasaba a ocuparse de la sexualidad adulta, que comienza en la pubertad. En los individuos perversos, el placer asociado a algún instinto infantil es tan intenso que sustituye por completo a la actividad genital. El neurótico se ce superado por las exigencias sexuales adultas y convierte sus necesidades sexuales en síntomas.

La Teoría Clásica de la personalidad:

El concepto de inconsciente psicológico es el único verdaderamente indispensable del psicoanálisis. La idea no es original de Freud. Freud propuso 2 teorías sobre el inconsciente. La primera ha recibido el nombre de modelo topográfico” porque concibe la mente como un espacio en el que las ideas se mueven entra la conciencia y el inconsciente. El “modelo topográfico” era la version que elaboró Freud del “camino de las ideas” propuesto por Descartes, Locke y los filosofos que le sucedieron. Debajo de la conciencia había procesos cerebrales, no pensamiento inconsciente, una postura que Freud defendió en su “Proyecto de Psicología para Neurólogos”.  

Ni Franz Brentano no William James negaban la validez de un uso puramente descriptivo del término “inconsciente”. Ambos, reconocían que la conducta o la experiencia puede estar determinada por factores de lo que el ser humano no se da cuenta.

James señaló que la conciencia es un proceso cerebral, y que no somos conscientes de los estado de nuestro cerebro. James y otros psicólogos consideraban cientificamente peligroso postular la existencia de un inconsciente. Porque el inconsciente, no puede ser examinado o inspeccionado.

Freud expuso detalladamente su concepción de la mente inconsciente en “Lo Inconsciente” donde ofrecía dos argumentos principales para postular la existencia de un ámbito mental inconsciente. La primera prueba incorvertible era la afirmación de Freud del éxito terapéutico del psicoanálisis. Él sostenía que una terapia funcionaba si, y solo si, se basaba en una teoría verdadera de la mente. Su segundo argumento se basaba en la cuestión filosófica de las otras mentes planteada por Descarte. Freud defendía que, igual que inferimos la presencia de la mente en las demás personas a partir de acciones u manifestaciones orales observables, deberíamos hacer lo mismo con nuestra mente. “Todas las acciones y manifestaciones que percibo en mí mismo deben juzgarse como sui pertenecieran a otra persona”. Freud reconocía que este argumento “conduce lógicamente a suponer una segunda conciencia” dentro de uno mismo. Según Freud, otra conciencia posee características que es preferibles considerarlas como propias de procesos mentales inconscientes.

Freud pasó a distinguir carios sentidos del término “inconsciente”. La concepción topográfica freudiana de un espacio mental inconsciente /(el inconsciente) en el que residen las ideas y los deseos cuando no están presentes a la conciencia. En la descripción de la mente que hacía Freud, todas las percepciones o pensamientos se registran primero en el inconsciente, donde se comprueba si son o no aceptables para la conciencia. Los pensamientos que pasan esa censura pueden llegar a ser conscientes, mientras que los que no los pasan no se les permite acceder a la conciencia. Pasar la prueba de la censura, solo permite que la idea en cuestión pueda convertirse en consciente”. Las ideas así disponibles para la conciencia residen en el pre-consciente. Las ideas o deseos que no superaban el examen del censor mental suelen ser muy intensos y están constantemente procurando manifestarse. Como son repugnantes, deben ser obligados a permanecer en el inconsciente. Este inconsciente dinámico es producido por la represión que consiste en el acto de impedir activa y enérgicamente el acceso a la conciencia de los pensamientos aceptables.

+Revisión y Ampliación del Psicoanálisis: 1920-1939.

Las ideas de Freud iban a cambiar notablemente. En la década de los años veinte revisó sus teorías de la motivación de la personalidad de manera drástica. En la década de 1930 escribió dos libros muy leidos en los que aplicaba el psicoanálisis al futuro de la religón y de la sociedad. 

Las Revisiones:

El problema de la Agresión: “Mas alla del principio del placer “(1920) 

En 1905, cuando escribió “tres ensayos sobre teoría sexual”, Freud concluía que el que uno terminará siendo un adulto sano, neurótico o sexualmente perverso dependía de los pensamientos sexuales que hubiera tenido en la infancia y, sobre todo, de que hubiera resuelto el complejo de Edipo. Quedaba pendiente de resolver el problema de explicar el origen de la energía mental utilizada para llevar a cabo esa represión de la libido. Freud propuso como “hipótesis de trabajo” la existencia de dos grupos de instintos primarios: “el Yo o instinto de conservación” y “los instintos sexuales“.” Los instintos sexuales del Yo” utilizan su energía para defenderse de sus deseos impulsados por los instintos sexuales, esto es, para reprimirlos.

En 1920 Freud revisó su teoría de la motivación en su obra “mas allá del principio del placer“. En esta obra propuso que el objetivo de toda vida es la muerte. 

El argumento de Freud se basa en su concepción de los instintos como impulsos y de la conducta como motivada por la reducción de los impulsos. Los instintos insatisfechos dan origen a estados de excitación y satisfacción que Freud denominó “compulsión repetitiva”. Parece que el estado que busca todo ser vivo es la completa relajación, la liberación de toda excitación”. El ciclo de la compulsión repetitiva se interrumpe con la muerte. Reside en nosotros, concluyó Freud, un impulso hacia la muerte que convive con los impulsos hacia la vida. Los instintos del Yo conservan la vida del individuo y los instintos sexuales la de las especies, por lo que Freud los agrupo como los instintos de vida a los que denominó Eros. El instinto opuesto a los de la vida es el instinto de muerte o Tánatos. Eros y Tánatos se reprimen mutuamente. Tanatos aporta la energía con la que el Yo, a instancias del moralizador SuperYó, reprime los deseos sexuales; Eros aporta la energía necesaria para reprimir el instinto de muerte e impedir que cumpla de inmediato su deseo letal.

Según la primera teoría de Freud, los actos agresivos se producían a caisa de la frustración del Yo o de las necesidades sexuales. Según la nueva teoría, la agresión era un impulso autónomo. El instinto de muerte también puede ser desviado de ocasionar la muerte al organismo. Eros podía reprimir la agresión suicida de Tánatos durante un tiempo, pero la consecuencia necesario de ello era el desplazamiento de la agresión  hacia los demás.

Las estructura de la personalidad: el Yo y el Ello.(1923)

En lo inconsciente, Freud había desarrollado los usos descriptivo, topográfico y dinámico del inconsciente. El inconsciente se trata también de un sistema mental distinto de la conciencia que sigue sus propios principios fantásticos. En el, No rige la lógica, es emocionalmente inestable, vive tanto en el psasdo comoen el presento y no tiene ningún contacto con la realidad exterior. El modelo topográfico de la mente como conjunto de espacios fue sustituido por un modelo estructural. Según la nueva teoría, la personalidad se componía de tres sistemas mentales diferentes. El primero era el Ello innato, irracional y orientado hacia la satisfacción (la antigua concepción del inconsciente). El segundo era el Yo aprendido, racional y orientado hacia la realidad (el consciente y el preconsciente). El tercero era el SuperYó irracional y moralista (la censura).

-Las ampliaciones: 

Durante la última decada de su vida. Freud comenzo a aplicar el psiconálisis a grandes cuestiones hitóricas y culturales.

“El Porvenir de una Ilusión” (1927) . 

Freud defendía que la religión es una ilusión, un intento colectivo de realización de deseos. La religión, decía no se basa más que en nuestros sentimiento infantiles de indefensión y el consiguiente deseo de ser protegidos por un padre todopoderoso que se convierte en Dios. Para, Freud, la religión era una ilusión peligrosa porque sus enseñanzas dogmáticas atrofian el intelecto y mantienen a la humanidad en un estado infantil.

En “El provenir de una ilusión” Freud hizo algunas afirmaciones sorprendentemente que retomó en “el malestar de la cultura”.

“El malestar de la Cultura” (1920). 

Todos los seres humanos persiguen la felicidad y, según Freud, los sentimientos de felicidad más intensos proceden de la satisfaccioón directa de nuestro deseos instintivos, especialmente los sexuales. La cultura, sin embargo, nos exige renunciar en gramn medida a dicha satisfaccion directa y sustituirla por otras actividads culturales. Las personas civilizadas, por lo tanto, son menos felices que sus equivalentes primitivos. A medida que la cultura se desarrolla, la felicidad disminuye.

La cultura por lo tanto, presenta un dilema para el que Freud no encontraba salida. Por un lado, ejerce de protectora y benefactora de la humanidad. Por otro, exige infelicidad e incluso neurosis como pago de sus servicios.

“El malestar en la cultura” ha resultado ser la obra mas leída y provocativa de Freud.

+ El Destino del Psicoanálisis:

El psicoanálisis sobrevive, aunque su prestigio disminuye a medida que se averigua que los trastornos mentales tienen su origen en disfunciones del sistema nervioso y proliferan las terápias alternativas. Si la influencia de Freud en la psicología académica fue muy limitada, la se sus primeros seguidores fue prácticamente inexistente. 

El psicoanálisis Freudiano y la Ciencia: 

La pretensión del psicoanálisis de ser una ciencia como cualquier otra siempre ha sido controvertida. La crítica de mayor influencia contra el estatuto científico del psicoanálisis fue la de Karl Popper, que consideraba el psicoanálisis como una pseudociencia. Popper formuló “el principio de falsación”. Según este principio, para que una teoría pueda considerarse científica debe permitir hacer predicciones que pueda demostrarse inequívocamente que son falsas. Popper se dio cuenta de que el psiconálisis siempre era capaz de explicar cualquier conducta por contradictoria que pudiera parecer con los principios del psicoanálisis.

El filósofo Adolf Grünbaum mantiene que Freud, propuso una serie de pruebas con las que se podía falsear el psicoanálisis. A la mas importante de ellas la llamó” argumento de la concordancia”.

Grunbau cree que el argumento de la concordancia es falsable. por lo tanto, el psicoanálisis es una ciencia, y el problema consiste en determinar si sus afirmaciones son verdaderas o falsas. para ser aceptado como verdadero, el psicoanálisis debe demostrar un éxito terapéutico único, exclusivo. ya que si otros sistemas terapéuticos funcionaran al manos igual de bien, no habría razón alguno para preferir la complejidad del psiconálisis a otras teorías más sencillas.

Si examinamos el éxito terapéutico del psicoanálisis, veremos que, facilitaba en realidad poquísimos datos que confirmaran sus afirmaciones. Freud sólo informo en detalle de seis casos, de los que uno no fue tratado por el; del resto, solo de dos afirmo que habían sido un éxito. Esos dos casos fueron los de “el hombre de las ratas” y el “Hombre de los lobos”. Ambos informes se caracterizaban por contener numerosas distorsiones de la verdad, y ninguno de los dos pacientes parece haberse curado.

Otros estúdios posteriores sobre resultados terapéuticos no aportan prueba alguna de que la eficacia de la terapia psicoanalitica tenga caracter exclusivo. Freud apenas concedía valor alguno a los intentos de verificar experimentalemnte el psicoanálisis. El psicoanálisis parece entonces debatirse entre los cuernos de un dilema: o no puede ser comprobado ( en cuyo caso es pseudociencia) o si puede serlo ( sra estonces, una mala ciencia).

Algunos partidarios del psicoanálisis intentan disolver el dilema afirmando que el psicoanálisis no es en absoluto una ciencia, sino un medio de interpretación. Esta versión hermenéutica sostiene que la actividad del psicoanálisis se asemeja más a la crítica literaria que a la ciencia. Un critico literario lee detenidamente un texto para exprimirle el significado. De igual modo, el psicoanalista intenta leer el texto de la vida de su paciente, buscando o construyendo el significado oculto que contiene. Según esta versión del psicoanálisis, el objetivo de la terapia es llegar a una interpretación con la que el paciente esté de acuerdo y que pueda constituir la base de una vida mas plena. ( la hermenéutica era originalmente el arte de interpretación de la biblia).

*Historia de la Psicología. Edt. Pearson. Uned. Tema 8.

FREUD y el Psicoanálisis: “La psicología del inconsciente” (2)

El error de la teoría de la seducción y la creación del Psicoanálisis: 

Era la sexualidad infantil, a lo que Freud atribuía la raíz de las neurosis. Eran muchos mas los que encontraban chocante su énfasis en la sexualidad infantil. Afirmar la existencia de sentimientos sexuales en la infancia era esencial en la estrategia psicoanalítica par a explicar la conducta humana. Sin impulsos sexuales infantiles no habría “complejo de Edipo“, cuya feliz o desdichada resolución era determinante de la posterior normalidad o neurosis. Freud localizaba las causas de las neurosis integramente en la mente de sus pacientes. Según el, la causa última de los problemas de sus pacientes se encontraba  los sentimientos que habían tenido durante la infancia. La terapia consistía en ajustar la vida interior del paciente, no en cambiar las circunstancia en la que vivía. La buena salida del paciente dependía de que este resolviera las dificultades que había tenido a la edad de cinco años, no las dificultades a las que se enfrentaba en ese momento.

El episodio central de la historia del psicoanálisis fue el abandono por parte de Freud de su teoría de la “seducción” sobre la Histeria y su sustitución por el complejo” de Edipo”. Freud (1925) se refirió a un curioso episodio temprano en el que sus pacientes habrían sido seducidas sexualmente por sus padres. En realidad, las seducciones no habían tenido lugar, pero reflejaban la fantasía inconsciente de tener relaciones sexuales con el progenitor del sexo opuesto. Estas fantasías constituían el núcleo del “complejo de Edipo“, el crisol de la personalidad en la teoría psicoanalítica.

Portrait of Sigmund Freud

Portrait of Sigmund Freud (Photo credit: Wikipedia)

El curiosos episodio del “error de la teoría de la seducción”

En  “Estudios sobre la Histeria” Freud y Breuer habían propuesto que el origen de todo síntoma histérico es un acontecimiento traumatico reprimido. Ahora Freud aseguraba, basándose en los recuerdos de sus pacientes, que había un único suceso traumatico en el fondo de la Histeria: La seducción de los niños sexualmente inocentes por parte de sus progenitores. 

Sin embargo, el entusiasmo de Freud por la teoría de la seducción se vino abajo. El 21 de Septiembre de 1897 Freud le confesó a su amigo Fliess que tal vez la “teoría de la seducción” fuese un cuento de hadas. “Ya no creo en mi teoría de la Neurosis”. Las historias de seducción relatadas por sus pacientes no eran ciertas, no habían sucedido en realidad. Freud propuso 4 razones para abandonar la teoría de la seducción:

  1. Fracaso terapeúrico: Freud cría que solo una teoría verdadera de la mente podría curar las psicopatologías y estaba dispuesto a abandonar la “teoría de la seducción” porque no curaba a sus pacientes.
  2. La Histeria es un transtorno. Si los abusos sexuales a menores eran su única causa, debería deducirse que este tipo de abusos proliferaba entre la población, algo que Freud consideraba muy poco probable. Freud conocía casos en los que algún niño había sufrido estos abusos y no se había convertido en histérico.
  3. El inconsciente simplemente toma las fantasías sexuales de la infancia por hechos reales y hace que el paciente se lo cuente al terapeuta como si se tratara de seducciones que realmente han tenido lugar.
  4. Tales historias no aparecen en un estado de delirio, con todas las defensas mentales destruidas. Si fuese habitual ser seducido cuando niño, los pacientes psicóticos, que no tienen miedo a esos recuerdos, los revelarían.

Freud estaba tan alterado que decidió abandonar 2 cosas: “La resolución completa de la eurosis y el conocimiento cierto de sus etilogía en la infancia.

Freud consideraba ahora las historias de seducción de sus pacientes como “fantasías edípicas” de la infancia evocadas falsamente como recuerdos. Esta solución permitió a Freud conservar una idea que apreciaba mucho: la de que las neurosis son consecuencia del despertar insonsciente de sucesos de la infancia. Según  la antigua teoría, esos acontecimientos eran seducciones sexuales sufridas durante la infancia: según la nueva, eran fantasías sexuales infantiles.

Freud describió heroicamente la existencia de la sexualidad infantil y el complejo de Edipo al abandonar su antigua teoría.

Lo que ocurrió en realidad:

Parece bien que o bien Freud indujo a sus pacientes a contar aquellas historias de seducción infantil, o bien se las atribuyó y mintió luego acerca de todo el episodio de la seducción.

En los informes publicados por Freud, los seductores no son nunca los progenitores. Normalmente, son otros niños, en algunas ocasiones adultos tales como tutores o institutrices y, en otras, un pariente adulto no especificado, pero nunca uno de los progenitores. O Freud falseó los datos que describió a sus colegas psiquiatras o no había ninguna historia de fantasías edípicas. Más grave es la posibilidad de que los paciente de Freud, no le hubieran contado nunca ninguna historia de abusos sexuales.

Freud creía en la teoría traumática de la histeria de Charcot. El error de la seducción fue fruto de combinar estas creencias con las agresivas técnicas terapéuticas de Freud. Aunque el psicoanálisis terminó convirtiéndose en arquetipo de la terapia no directiva, la práctica de Freud era en realidad muy diferente. En sus primeros casos, Freud se mostraba extremadamente directivo e interpretativo, apabullando a los pacientes con interpretaciones sexuales hacía de su conducta. Freud confiaba enormemente en sus capacidad para descubrir secretos ocultos.

Freud disfrutaba obligando a sus pacientes a aceptar lo que el consideraba la verdad, e interpretaba cada resistencia como un indicio de que estaba acercándose cada vez mas a un gran secreto. Lo que nadaba buscando era la sexualidad infantil y una única causa traumática para la histeria. Cioffi, asegura que los pacientes de Freud se inventaban las historias de sus seducciones para apaciguar al conquistador. Esterson (1993) y Schatman (1992) creen que Freud deducía las historias de seducción y se las imponía a sus pacientes. Tanto Cioffi como estos dos ultimos autores sostienen que, en cierto momento, Freud se dio cuenta de que las historias de seducción eran falsas y se vio en la dificil tesitura de explicar cómo podía ser esto así. Lo hizo, según los autores citados, inventandose el “complejo de Edipo” y la sexualidad infantil. En esta nueva formulación, siguen siendo increiblemente reveladoras de la vida anterior del niño. El psicoanálisis se convirtió en una doctrina interesada solo en la vida interior del ser humano. Sin embargo, con este nuevo giro, Freud se vio obligado a repudiar o enterrar aquello en lo que había creido durante el episodio originario de la seducción.

Sulloway (1979) afirma que la leyenda psicoanalítica pretendía eclipsar la influencia de Fliess en Freud, concretamente el hecho de que la idea de la sexualidad infantil hubiera procedido de Fliess.

Fliess creía en una teoría de” los biorritmos”, basada en ciclos de 23 dias en el caso de los hombres y de 28 en el de las mujeres, cuya combinación podía explicar sucesos como nacimientos y fallecimientos.

Sulloway defiende que, en el periodo que siguió al fracaso del “Proyecto“, Freud adoptó caso en su totalidad las teorías de Fliess sobre la sexualidad y el desarrollo del ser humano, pero ocultan sistematicamente tal influencia. Según Sulloway, Fliess concibió el “ello” y Freud se lo apropió sin reconocerlo. Fliess defendió la concepción de que los niños y las niñas tenían sentimientos sexuales y además creía en la bisexualidad innata del ser humano. Freud alardeó de su descubrimiento de la naturaleza bisexual innata de la infancia humana e insistió en apropiarse el mérito del descubrimiento y Fliess, temiendo que le estuvieran robando las ideas, puso fin a la relación.

Las consecuencias del “episodio de la seducción”: La Fantasia supera la realidad.

Tras el episodio de la seducción, Freud dejo ver las causas de la neurosis en la vida sexual de sus pacientes y las localizo en su vida mental. Los críticos de Freud, le acusan de haberse convertido en un terapeuta insensible a los problemas de los pacientes.

Existía por parte de Freud también, un rechazo a la posibilidad de que la dinámica familiar y otros factores presentes o en curso tuvieran alguna influencia sobre los problemas de los pacientes. La psicología profunda atribuyó al inconsciente la soberanía absoluta sobre el estado de salud y de enfermedad mental, haciendo de los pacientes los únicos responsables de su salud.

*Historia de la Psicología. Edit. Pearson. Uned. Tema 8.

GEMMA PALLÀS

Aconsegueix seguretat i confiança per superar totes les teves pors.

Psicología útil en red…

"Como ves el futuro, determina como vives el presente"

Café La Flauta Mágica

Una actividad diferente para cada día

TODOPODEROSO

Sólo soy un humilde puto amo

Leadership Freak

Empowering Leaders 300 Words at a Time

Psicovalencia

Un blog creado para compartir recursos, herramientas, ideas, opiniones....

Inteligencia emocional y otras habilidades

Un blog para la gente que ha despertado y que desea conocerse a sí misma, así como mejorar cada día en la gestión emocional y afectiva.

Psicoanálisis y Cultura Moderna

Psicoanálisis, Poesía, Cultura, Noticias Grupo Cero

Un lugar en el viento

Un paraje donde pensar y sentir.

The Hardest Science

A psychology blog. Thoughts about the mind, science, society, and whatever else.

espacioparaelsilencio

Un espacio para libre pensadores, un silencio para libre sentidores.

Cuaderno de Cultura Científica

Nueva dirección: culturacientifica.com

La Salamanquesa

Visitanos en www.esasalamanquesa.net

Psicoteca Blog

Blog de psicología científica en castellano - Tercera Etapa

psy'n'thesis

investigación & nuevas ideas en psicología